fbpx

Se va de corzos y caza un jabalí de 150 kilos

Javier Fernandez-Caballero

El joven Álvaro Quiroga estrenaba rifle la semana pasada en un coto de la provincia de Soria durante un rececho en el que, a priori, trataba de localizar algún corzo. Por la tarde la suerte quiso que pudiera cazar un enorme jabalí de 150 kilos. El protagonista nos cuenta cómo sucedió. 
8/4/2019 | Redacción JyS 

JABALÍ
«Estuvimos tratando de cazar corzos durante toda la mañana cuando, ya por la tarde, nos salió este extraordinario ejemplar», relata el joven. / A.Q.

Era el principio de la temporada corcera cuando un gran jabalí sorprendió la pasada semana al joven Álvaro Quiroga, de 27 años, en un coto de la provincia de Soria. El portento de animal pesaba la friolera de 150 kilos.  
«Estuvimos tratando de cazar corzos durante toda la mañana cuando, ya por la tarde, nos salió este extraordinario ejemplar», relata el joven para Jara y Sedal. Mientras Quiroga recechaba en un robledal, de repente, el suido apareció en escena tras escucharle «romper monte». «Yo lo veía muy grande, pero cuando lo abatí es cuando realmente me quedé sorprendido de lo que tenía delante y de lo que había cazado», relata a este medio el cazador. 
JABALÍ
La instantánea que muestra los grandes colmillos y amoladeras del animal. / A.Q.

Quiroga alcanzó al jabalí con su primer disparo en la zona del codillo. «Vi cómo dio con la jeta en el suelo», relata el cazador. «Tras él iban tres más del mismo tamaño. Pero era ya al anochecer y se iban corriendo, por lo que no quise tirar a ninguno más», añade.
El problema llegó precisamente con ese condicionante: el tiempo. Poco a poco los minutos de luz con los que contaba nuestro protagonista para localizar al gran jabalí se consumían y no encontraba sangre en el suelo, por lo que tuvo que abandonar la escena y volver al día siguiente.
«Al regresar seguimos el rastro desde el punto exacto en el que tiramos al jabalí ¡y lo encontramos a unos 600 metros del lugar!», comenta.
JABALÍ
Otra imagen de Álvaro Quiroga con el jabalí. / A.Q.

«En primera instancia le vi por la parte trasera y el animal era increíble, era el más grande que había visto en mi vida», añade. Además, se da la casualidad de que justo ese día y con ese jabalí estrenó un rifle Mannlincher de caja larga en calibre 7mm-08 Remington. 
«Entre tres personas no podíamos arrastrarlo más de 20 metros», dice Quiroga, porque «era alto, ancho, gordo, alto… impresionante». Pesaba unos 150 kilos. Ahora, el joven lo ha llevado al taxidermista para naturalizarlo «de pecho». «Ya me ha avisado que lo más seguro es que sea medalla de oro», dice emocionado el joven cazador.
jabalí
El animal contaba con unos grandes colmillos. / A.Q,

Más jabalíes impactantes de hace unas semanas

Ha sido una temporada de grandes jabalíes y de ello se ha hecho eco Jara y Sedal: destacamos por ejemplo el caso en el que un grupo de jóvenes cazadores consiguió abatir en Castellón al gran animal cuyo rastro habían advertido hace días. El animal cargó contra uno de los hombres, que logró abatirlo a cinco metros.
Otro destacado fue el caso el del cazador que se fue de espera en Nochevieja y cazó un enorme jabalí de 140 kilos. Nada más tomar las uvas y dar la bienvenida a 2019, Ramón Valentín-Gamazo decidió irse de aguardo a un maizal de Valladolid para esperar a un jabalí. Jamás pensó que empezaría el año con tan buen pie…
Asimismo, recordamos el caso en el que un cazador abatió tras cuatro meses de aguardos un extraordinario jabalí de 125 kilos. El animal había dado esquinazo al hombre en tres ocasiones. La cuarta vez que cruzaron sus caminos consiguió abatirlo después de cuatro meses siguiendo su rastro.
Aunque ocurrió fuera de nuestras fronteras, también fue viral el abatimiento de un monstruoso jabalí de más de 300 kilos que destrozaba unos huertos. Los agricultores de la zona estaban hartos de los daños que había ocasionado en los campos de la región durante las últimas noches.

Deja una respuesta