fbpx

Llegan las primeras medidas para frenar la muerte de fauna en el Tajo-Segura tras la denuncia de los cazadores

La Confederación Hidrográfica del Tajo ha comenzado a colocar un vallado de un kilómetro de distancia en el canal que cruza este coto de la provincia de Cuenca y que registraba una alta siniestralidad de corzos y jabalíes.

El vallado que han comenzado a instalar y Miguel Huerta rescatando a una corza. © M. H.

La alarmante situación que atraviesa la fauna del coto de El Picazo, en la provincia de Cuenca, por fin parece contar con algo de esperanza, ya que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha comenzado a instalar un vallado de un kilómetro de distancia en el canal Tajo-Segura que lo cruza para evitar así los ahogamientos de corzos, jabalíes y otros animales que bajan a beber.

Según expone a Jara y Sedal Miguel Huerta, presidente del coto, recibieron recientemente una carta sobre la intención de la Confederación de «realizar un vallado y hacer algún tipo de salida». «De momento, han cumplido su palabra, puesto que la valla sí la están poniendo y esperemos que hagan alguna rampa o vía de escape también», señala.

«Han empezado a vallar en algunos de los puntos más críticos que hemos denunciado, pero no en la totalidad de los lugares más graves, que son unos 7 kilómetros, y tan sólo han vallado un margen del canal, no ambos», lamenta el joven. No obstante, tiene «esperanza» en que en los próximos meses protejan el resto.

Desde abril, llevan decenas de corzos rescatados: «Es necesario vallar la totalidad del trasvase o aportar una solución como hacerle salidas», expone el cazador. «Llevamos sin cazar un corzo más de dos o tres años, porque sabemos el problema que existe», añade. «Si salen del canal con heridas pero no tienen las patas rotas, los curamos y los ponemos en libertad, pero si no es muy difícil que sobrevivan», describe sobre los que se encuentran malheridos.

Otra imagen del canal con el vallado. © M. H.

Recordamos que la Fiscalía General del Estado remitió un amplio informe a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) elaborado por la Unidad de Agentes Forestales y Medioambientales que detallaba un gran número de medidas a acometer para poner fin a una situación que está provocando la muerte agónica y continua de numerosos animales en el canal Tajo-Segura.

El informe se deriva de una denuncia puesta en marcha por la Fundación Artemisan y la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ante la Fiscalía General de Medio Ambiente contra el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo por la inacción ante el ahogamiento continuo de animales en la zona.

Afortunadamente las medidas han comenzado a llegar, si bien son centenares los animales que habrían muerto ahogados en el lugar en los últimos años.