fbpx

Estos son los cinco ciervos más extraños cazados en España en 2019

Seguro que tú has tenido la oportunidad de encontrarte con ciervos extraños a lo largo de tu vida como cazador… pero es probable que alucines cuando veas los que te traemos a continuación. Son los ciervos más extraños cazados este 2019 en España. Los hay con pezuñas rarísimas, con 'pelotas' en sus cuernas, con tres cuernas e incluso con balas en ellas. No te los pierdas.

Javier Fernandez-Caballero
ciervo

Con una ‘pelota’ en la cuerna

El jovencísimo cazador gaditano Pablo Ojeda, natural de la localidad de El Puerto de Santa María y con 16 años de edad, ha dado caza a un rarísimo ejemplar de ciervo con una deformación en una de sus cuernas a modo de ‘pelota’. Las imágenes han impresionado a los cazadores a través de las redes sociales por la rareza que tiene el crecimiento de una de sus cuernas. No te lo pierdas.

Una pezuña muy extraña

ciervo pezuña

El cazador catalán Joan Perpiñá –de 40 años de edad- y su hermano David –de 38 años- cazaron el pasado sábado 5 de octubre un ciervo con una de las pezuñas más raras que hemos visto en los últimos años. Esta es la historia.

Una cuerna hacia abajo

ciervo cuerna

Cuando el joven sevillano Juan Giraldez salió de batida con sus amigos hace unas semanas en las cercanías de la comarca pacense de Tentudia no se imaginaba que iba a abatir un ciervo con una extrañísima cuerna hacia abajo. Además, utilizó en primera instancia una escopeta para realizar el primero de los disparos y remató con un rifle al raro cérvido. Nos lo cuenta.

¡Ciervo con tres cuernas!

ciervo

El joven guadalajareño José Manuel Roa Benito abatió el pasado fin de semana un ciervo… ¡con tres cuernas! Ocurrió durante una montería en la localidad conquense de El Pozuelo y este medio se puso en contacto con el joven cazador, que ha narrado la historia de cómo logró hacerse con este ejemplar tan singular, que además tiene 11 puntas. Esta es la historia.

Una cuerna muy peculiar

ciervo

Cuando el cazador Pepe García salió de rececho a finales de la pasada temporada en la Sierra de Aracena, en Huelva, no se imaginaba que iba a abatir el ciervo con una extrañísima cuerna tras el que llevaba más de dos años, desde que lo localizó durante una berrea. Jara y Sedal se ha puesto en contacto con el cazador onubense, que ha narrado cómo vivió la experiencia de abatir este peculiar cérvido. Esta es la historia.