fbpx

Un centenar de científicos alerta de que prohibir la caza es negativo para la conservación

Jara y Sedal

Los expertos aseguran que grandes áreas serían destinadas a otros usos y dejarían de ser un hábitat para las especies cinegéticas si se prohíbe la caza de trofeos.

5/9/2019 | Redacción JyS

La caza de trofeos ha sido motivo de debate en Reino Unido. / Shutterstock

Una carta abierta de un grupo de 133 científicos publicada en la revista Science el pasado 30 de agosto advierte de que hay «evidencia convincente» de que la prohibición de la llamada caza de trofeo no ayudará a proteger a los animales. Además añaden que «afectará negativamente» a la conservación de estas especies.

El estudio se ha llevado a cabo después de que el gobierno de Reino Unido se planteara crear una nueva legislación sobre la importación de trofeos de caza. El debate generado, con respecto a si debiera haber nuevas reglas al respecto, a llevado a los profesionales a concluir que si se prohibiera la caza de trofeos como hoy se conoce afectaría a grandes áreas de tierra que se convertirán a otros usos y dejarían de ser un hábitat para estas especies.

Una de las científicas que firmaron el estudio, la Dra. Amy Dickman, explicó a los medios locales que imponer una prohibición completa causaría «la muerte de más animales» y ha añadió: «Puede que no lo veas en las redes sociales, pero los animales morirán, atrapados, envenenados o en conflicto con la población local». La experta sostiene que «la consecuencia no deseada es que terminemos con muchos más animales muertos por asesinatos ilegales y pérdida de hábitat».

La solución: continuar con la caza regulada

Según el centenar de expertos que ha participado en el estudio, terminar con la caza de trofeos significaría que la tierra sea utilizada para otros usos y dejaría de servir como hogar para muchos animales, no solo para las propias especies de caza, en tanto no sería rentable mantenerlas en su estado salvaje.

Como alternativa, los expertos apuestan por la caza bien regulada, siguiendo la orientación de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).