fbpx

Un ciclista intenta 'rescatar' a un zorro de un lazo y este le clava los colmillos: «¡Me ha mordido!»

Como se puede comprobar en el vídeo, el zorro estaba inmovilizado en un lazo homologado. Un experto nos explica por qué el ciclista actuó con temeridad y qué debería haber hecho.

Javier Fernandez-Caballero

Aunque este vídeo no es reciente, en las últimas horas se ha hecho viral en determinados grupos de caza a través de las redes sociales. En él se ve a un ciclista intentando ‘rescatar’ a un zorro de un lazo en la Sierra de Irta (Castellón). El hombre no sale muy bienparado, puesto que el raposo le clava los colmillos.

El vídeo evidencia que este tipo de actos pueden resultar peligrosos, puesto que el zorro puede ser transmisor de peligrosas enfermedades como la rabia.

Además, también podría tratarse de una captura completamente legal, puesto que en la grabación se ve que se trata de un modelo homologado y que cuenta con el obligatorio freno y el doble quitavueltas. Esto sirve, precisamente, para apresar al animal pero no provocarle la muerte.

Tal y como reconoce a Jara y Sedal el experto Luis Fernando Villanueva, director de la Fundación Artemisan, «aunque hay que ver el lazo entero, la parte que se puede observar sí que es legal, ya que cuenta con el freno, algo que demuestra la eficacia del método y que éste no es cruento. Lo que pasa es que, si estás encima del animal como la persona del vídeo, éste se defiende y encima parece que sufre, pero la realidad es que está inmovilizado», asegura.

¿Qué debo hacer si encuentro un zorro en un lazo?

El lazo es un método de captura homologado y autorizado en muchas partes de España y su uso está argumentado científicamente allí donde se permite. El control de depredadores es una de las herramientas utilizadas por el hombre para garantizar un equilibrio poblacional en los ecosistemas, por lo que nunca debe hacerse una cosa así.

Lo que Luis Fernando Villanueva recomienda ante una situación así es llamar al Seprona, que será quien verifique si el lazo es legal o no y actuará en consecuencia. «Lo que está claro es que lo que hace el ciclista del vídeo es una imprudencia total. El zorro es un animal salvaje que puede transmitir enfermedades, es una auténtica salvajada lo que lleva a cabo», defiende Villanueva.

Además, explica que «tampoco sabemos si es o no un camino público. Es bastante lógico que estos lazos se pongan en el borde de los caminos particulares porque la revisión diaria, en lugar de ir andando, se hace directamente desde el coche con el objetivo de visualizar los lazos en poco tiempo a primera hora de la mañana», destaca Villanueva.

Control de depredadores

También hay que comprobar si el coto tiene o no autorización; en caso afirmativo, probablemente sea para el control de depredadores, algo que se lleva a cabo para preservar la supervivencia de otras especies. «Las densidades altas de conejo reducen la presión de la predación sobre la perdiz mucho, pero dicho eso, si quieres recuperar la perdiz, ¿por qué no vas a hacer eso? Especialmente en épocas sensibles: desde marzo hasta julio, que es cuando están los nidos y los pollos, es necesario», concluye Villanueva.