fbpx

Certifican la presencia de meloncillos con coloraciones anómalas en Castilla-La Mancha

Investigadores del IREC, del IESA-CSIC, de la Universidad de Málaga y técnicos de la Dirección General del Medio Natural y Biodiversidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha registran por primera vez coloraciones anómalas en el meloncillo.

meloncillo
Meloncillo leucístico fotografiado por las cámaras del proyecto MELOCAM.

En los mamíferos, la coloración del pelaje juega un papel importante en el camuflaje, comportamiento, reproducción, comunicación y termorregulación. Las coloraciones anómalas más comunes en el pelaje de los mamíferos se conocen como albinismo, melanismo y leucismo. El albinismo es la ausencia total de pigmentación, tanto en la piel como en los ojos y tejidos blandos. Generalmente, los animales albinos presentan un pelaje blanquecino con ojos rojizos. El melanismo es lo opuesto al albinismo, exceso de melanina en la pigmentación, mostrándose un color negro o marrón rojizo. Por su parte, el leucismo es la ausencia parcial de pigmentación, de modo que los individuos leucísticos suelen mantener la pigmentación en ojos y tejidos blandos.

El meloncillo (Herpestes ichneumon) es la única mangosta (Familia Herpestidae) presente en la actualidad de forma natural en Europa. Actualmente ocupa la zona suroccidental de la Península Ibérica, y la coloración típica de su pelaje es grisácea, debido a la alternancia de bandas de color pardo y crema en sus pelos.

Meloncillo con la coloración típica (Foto: Francisco Javier Gómez Chicano).

En una comunicación, investigadores del Grupo de Investigación en Gestión de Recursos Cinegéticos y Fauna Silvestre del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC – CSIC, UCLM, JCCM), del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA – CSIC), de la Universidad de Málaga y técnicos de la Dirección General del Medio Natural y Biodiversidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha han documentado los primeros registros de coloración anómala en el meloncillo.

Estos registros corresponden aparentemente a individuos leucísticos debido a la coloración canela de su pelaje y a que mantenían la pigmentación de los ojos. Tres de estos meloncillos se detectaron en la provincia de Toledo y uno en la provincia de Ciudad Real. Estas anomalías en el pelaje podrían ser perjudiciales para los individuos que las presentan ya que podrían afectar a su éxito de caza, riesgo de depredación, comunicación intra- e interespecífica y a su reproducción. Esto podría explicar su baja frecuencia y que no se hayan descrito hasta la fecha individuos con coloración anómala en esta especie.

Puedes consultar la comunicación científica en: