fbpx

Detienen a un anciano en Huesca que colocó un cepo en el que perdió una pata un perro

La investigación de los agentes del Seprona logró esclarecer que el hombre habría colocado varios lazos, una jaula trampa y un cepo ilegales. En este último habría caído un perro que tuvo que ser operado para amputarle una de sus patas.

lazo cepo furtivo perro
Un agente destruye un lazo. © Guardia Civil

Agentes del Seprona han detenido a un varón de avanzada edad por el uso de cepos y lazos en un paraje de Monzón (Huesca), después de que un perro cayera en uno de ellos y tuviera que ser operado para amputarle una pata. Además, le intervinieron una jaula trampa.

Todo comenzó cuando, el pasado mes de abril, los agentes del Seprona del citado municipio tuvieron conocimiento de la denuncia de un ciudadano que manifestaba que su perro había caído en un cepo en el Paraje de Sax haciendo entrega del cepo en dependencias policiales.

El Seprona inició una investigación para tratar de dar con la persona que había colocado la trampa. Días más tarde, el mismo denunciante comunicó a los agentes que la pata trasera del can se había gangrenado por lo que el veterinario tuvo que intervenirle para amputarla.

Los agentes recorrieron e inspeccionaron la zona, pudiendo determinar cuál era el lugar donde el perro había caído en el cepo, hallándose en las inmediaciones dos lazos para la supuesta captura de jabalíes junto a los que había un charco de aceite como atrayente, así como una jaula trampa para la supuesta captura de gatos asilvestrados.

Acusado de maltrato animal con agravante y delito contra la fauna

De las gestiones realizadas, los agentes pudieron dar con la identidad del supuesto autor de los hechos, un varón de avanzada edad vecino de la Comarca del Cinca Medio, procediendo a su detención como presunto autor de los delitos de maltrato animal, con el agravante de pérdida de miembros principales y delito contra la fauna por utilización de medios prohibidos no selectivos, siendo incautados en total ocho lazos de acero, una jaula trampa y un cepo.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en el juzgado de guardia de Monzón, quedando el detenido en libertad con la obligación de personarse ante la Autoridad Judicial cuando sea requerido para ello.