fbpx

Cazan en Soria un jabalí que sólo tenía tres patas: «No sé cómo podía correr»

Un cazador soriano se hizo durante la pasada temporada general de caza con este peculiar jabalí: solo tenía tres patas.

Cazador y jabalíes, uno de ellos de tres patas. ® S. R. S.

El cazador Severiano Rosas Sanz, natural de la localidad soriana de El Burgo de Osma, abatió la pasada temporada cinegética un espectacular jabalí que tenía solamente tres extremidades. Acaeció durante una montería en abierto celebrada en Cascajosa, perteneciente al municipio de Tardelcuende, ​​dentro de la citada provincia.

«Fue un lance de lo más normal», comienza explicando el cazador a esta redacción, que relata que solamente se percató de que el animal estaba ‘cojo’ cuando terminó la montería y fue a cobrar la pieza. «Me encontraba en un cortafuegos, y salió de un plantel de pinos y estepas que había», describe.

Ya había tenido la oportunidad de abatir otro ejemplar con unas grandes defensas, por lo que ese día hizo doblete. A media mañana aproximadamente, este hizo acto de presencia: «Entró rapidísimo al puesto y disparé», señala sobre un lance que llevó a cabo con su rifle semiautomático Benelli Argo en calibre .30-06 con munición Norma Plastic Point de 180 grains. «El disparo fue a un buen sitio cerca del codillo y cayó al instante», añade el cazador.

90 kilos y sólo tres patas

Otra imagen del jabalí. S. R. S.

Al cobrar la pieza, se percató de su rareza: «Mientras iba corriendo no vi que tenía una pata de menos. No sé cómo viviría ni si tendría problemas en su día a día, pero andaba normal; tampoco sé las razones», pero esta imagen da fe de la tremenda dureza de esta especie, capaz de aguantar en condiciones difíciles. El animal, que pesaba unos 90 kilos, también tenía un importante trofeo, aunque no llegó a ser medalla.

Este ejemplar recuerda al que grabó el pasado año el cazador granadino Nelson Antonio León López en su coto de esta provincia andaluza. Era un tremendo jabalí de 120 kilogramos que sólo tenía tres patas. León narró la historia a este medio de comunicación después de que se hiciese con él en una apasionante noche de espera y explicó cómo fue, paso tras paso, la aventura de seguirle el rastro a este inteligente macareno.