fbpx

Cazan en Soria un magnífico corzo con una cuerna de siete puntas y un «rosetón de infarto»

Un cazador abatió este lunes en un coto de la provincia de Soria un corzo con dos espectaculares cuernas que nacen de casi una única roseta. El guarda que lo acompañó nos cuenta cómo fue el lance.

corzo rosetas
Las cuernas del animal nacían casi unidas por sus rosetas. © A. M.

El guarda Adrián Martínez abatió junto a un cazador este lunes, 16 de mayo, en un rececho organizado por la orgánica Caza Salvaje & Safaris -dirigida por Gonzalo García-Germán– un viejo corzo con sus cuernas ‘unidas’ en las rosetas: «Nos estaba costando mucho dar con él, porque era viejo y dominaba mucho terreno», explica Martínez. «Al final hemos tenido que hacer una estrategia diferente a la que estábamos utilizando», añade el guarda de este coto de la provincia de Soria en palabras a Jara y Sedal sobre un lance a un cérvido con un trofeo único.

Ya este domingo, 15 de mayo, estuvieron haciendo una espera en un alto donde el cérvido dominaba muchos puntos: «Al final, si te ponías a recechar, él se daba cuenta de nuestra presencia antes que nosotros de la suya», señala sobre las dificultades que ofrecía el lance a este animal.

La espera que llevaron a cabo este domingo fue fallida: «Luego intentamos rececharlo, pero tampoco fue posible», añade.

Así dieron con él 24 horas más tarde

En la mañana de este lunes, con las primeras luces del día, cazador y guarda localizaban a una corza y a un macho joven y, «por la querencia que tenía el animal, sabía que tenía que estar dentro de un pinar», explica Martínez sobre el macho que buscaban. Sobre las 9:15 horas, el guarda se subió a un alto para controlar más terreno y dejó al cazador en un lugar alto también. A los pocos minutos el gran corzo daba la la cara: «Muy esquivo, a unos 200 metros, apareció».

Rápidamente, el cazador apoyó su rifle Sako 85 en calibre .270 Winchester Magnum y metió a la pieza en el visor. «Fue un lance precioso por lo que nos había costado», reconoce Martínez. «Era un macho viejo que se las sabía todas; lo habíamos intentado recechar, abatir en espera… y no había manera», añade.

El bonito trofeo del animal contaba con siete puntas. © A. M.

«Un portento» de trofeo

Sobre el trofeo, explica que «es espectacular, ya que es un macho viejo de los que no pasa el aire entre las cuernas». Tiene siete puntas que nacen de dos cuernas unidas entre sí «con un rosetón de infarto» y sus cuernas miden unos 28 centímetros de alto. «Es todo un portento», indica sobre el trofeo el guarda.

Imagen en la que se pueden apreciar las enormes rosetas de sus cuernas. © A. M.

La mejor historia de corzos de esta temporada conseguirá un monocular térmico valorado en más de 2.000 euros

sorteo Burris H50 historia corzo

¿Has cazado ya algún corzo destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico monocular térmico Burris H50.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza de corzos, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.