fbpx

Cazan un jabalí de 130 kilos que había matado varias ovejas en Badajoz

El jabalí, tras ser abatido. © D. T.
El jabalí, tras ser abatido. © D. T.

Hay noches que vienen cargadas de fortuna. Y una de esas fue la que, el pasado fin de semana, vivió una pareja de cazadores de Badajoz. Javier Trifón Ferreira y Santiaga Pozo tuvieron la oportunidad de abatir un descomunal jabalí durante una espera por daños ganaderos en una finca de esta provincia extremeña. «Pesaba 130 kilos», narra Javier a la redacción de Jara y Sedal, y explica que el animal estaba atacando a las ovejas de un pastor amigo suyo e incluso había matado alguna de ellas.

Dos imágenes más del verraco. © D. T.

Javier Trifón es natural de la localidad de Quintana de la Serena (Badajoz) y, en los primeros días de la presente temporada su amigo le advirtió que en su finca había un gran jabalí estaba haciendo daños a la ganadería, hecho por el cual solicitaron los permisos de espera para llevarla a cabo.

Así fue la espera del gran jabalí

Ya lo avistaron durante una batida de zorros. Aunque este animal era un «viejo conocido» en el lugar por tener una charca a la que acostumbraba acudir, en un una batida de zorros en la que Trifón y Pozo estaban participando semanas atrás, ya tuvieron la oportunidad de avistarlo. Trifón explica que dejaba «unas enormes pisadas» y era «descomunal», por eso decidieron ir a esperarlo una noche.

Entró sobre las 23:00 horas al puesto. En cuanto ambos cazadores se colocaron en el puesto ya comenzaron a escuchar ruidos extraños… y sobre las 23:00 horas de aquella noche el protagonista de esta historia apareció en escena. Entró sigiloso, pero la pareja de aguardistas se adelantó a su acción: «Llevábamos dos temporadas viendo su pista, sus pisadas baña y rastros y por fin lo teníamos delante. Habíamos esperado madrugadas enteras y no dábamos con él, y al fin estaba ahí», dice aún emocionado el cazador.

El disparo. En ese momento, Javier sabía que no podía fallar ni hacer ningún movimiento en falso: armó su rifle cuando tenía el jabalí a unos veinte metros de distancia y le disparó de forma certera. La alegría se apoderó de ambos cazadores y la emoción pudo con ellos cuando se acercaron a ver el tremendo trofeo que poseía.

El equipo utilizado. Para el lance, Javier Trifón utilizó un rifle Bergara B14 en calibre 6,5 Creedmoor. Como munición, usó unas balas Hornady de 143 grains.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.