fbpx

Ocho cotos de Aragón piden cazadores voluntarios para frenar la plaga de conejos

Javier Fernandez-Caballero

La Administración obliga a algunos cotos de la región a presentar un ‘Plan de medidas de intensificación de la caza del conejo’, debido a los daños a la agricultura. También se ofrece la alternativa de solicitar cazadores habilitados, que es precisamente por lo que han optado algunos acotados.

19/12/2019 | Redacción JyS

conejos aragón
Conejo. / Shutterstock

El Gobierno de Aragón ha adoptado medidas extraordinarias y urgentes a través de un decreto ley que trata de atajar el problema del exceso de conejos que sufren 118 municipios aragoneses. El 96 por ciento de los cotos afectados han adoptado las medidas establecidas en esa normativa, aprobada en octubre de este año. Las situación contrasta con la reciente declaración de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) del conejo como especie en peligro de extinción.

El decreto ley obliga a los cotos de caza a presentar ante la Administración un ‘Plan de medidas de intensificación de la caza del conejo’. También ofrece la alternativa de solicitar cazadores habilitados al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de la Federación Aragonesa de Caza, que frenen los daños.

La respuesta por parte de los 300 cotos de caza afectados por la medida ha sido satisfactoria, según ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa. En total, 279 cotos han presentado su propio plan y ocho han optado por pedir a la Administración que se le envíen cazadores, lo que significa que el 96 por ciento ha cumplido con el trámite requerido.

Novedades en la caza de conejos

Este plan de medidas incluye dos aspectos con carácter obligatorio. Por un lado, se deben justificar las medidas adoptadas para incrementar la presión de caza, que puede incluir la invitación gratuita de cazadores para cumplir con los objetivos previstos.

Por otro lado, se obliga al coto a llevar a cabo la caza efectiva del conejo al menos 20 días de cada mes, utilizando todas las modalidades de caza permitidas para esta especie por el Plan General de Caza vigente y por el presente decreto-ley. Para medir la efectividad de cada Plan de medidas, la dirección general de Calidad y Seguridad Alimentaria realizará una evaluación con una periodicidad máxima de tres meses.

En esta evaluación, se tendrán en consideración los conejos cazados y la reducción efectiva de daños agrícolas, conforme a los informes elaborados por los servicios técnicos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Los cotos que no acrediten niveles adecuados de intensificación cinegética efectiva o reducción de daños agrícolas podrán enfrentarse a multas coercitivas de mil euros mensuales mientras no adopten las medidas necesarias.

Así elige los cazadores la Federación de Caza de Aragón

Miguel Ángel Claver, delegado de la Federación Aragonesa de Caza, ha declarado para Jara y Sedal que la Federación mantendrá un registro actualizado de cazadores habilitados por el Gobierno de Aragón para el control poblacional del conejo en los municipios afectados: «Hemos dejado durante un tiempo una inscripción por parte de federados. El único requisito es que el cazador esté federado en Aragón», ha explicado Claver.

Desde el primer momento, «fuimos tomando nota de las personas que estaban interesadas y que tenían tiempo, ya que esto no es que a mí me apetece ir a cazar y voy, sino que requiere una implicación de verdad», explica. «No vale estar el domingo cazando hasta las dos. Necesitamos gente implicada, que de verdad colabore», añade Claver. Se trata «de cazar de verdad, porque es la época del nacimiento del cereal. Tiene que ser una caza efectiva», admite.

Novedades en las modalidades

En cuanto a las novedades que introduce el decreto-ley referentes a las modalidades cinegéticas que podrán emplearse para la caza del conejo, se elimina la necesidad de disponer de una autorización especial del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental para la tenencia de hurones destinados a la caza del conejo.

Además, se permite la caza del conejo en madriguera a la espera y se obliga a que los planes técnicos y planes de aprovechamiento cinegético de los cotos incluidos en los municipios del Anexo II permitan que todos los socios o cazadores miembros del coto puedan cazar el conejo durante todos los días del año mediante cualquiera de las modalidades de caza y captura permitidas en cada fecha concreta.

Desde que se puso en marcha el decreto, técnicos del Gobierno de Aragón han mantenido reuniones con representantes de la Federación Aragonesa de Municipios Comarcas y Provincias, la Diputación Provincial de Zaragoza, la Federación Aragonesa de Caza, alcaldes, agricultores y cazadores de los municipios afectados, para explicarles en qué consiste la nueva normativa y permitir su adaptación.

Deja una respuesta