fbpx

Los cazadores deberán aprobar un examen sobre seguridad en la caza cada 10 años en Francia

La medida forma parte de un decreto que persigue reducir los accidentes cinegéticos durante las jornadas de caza mayor en el país vecino.

Edu Pompa

Con el fin de garantizar que los titulares de licencias de caza en Francia continúen su actividad de forma segura, los cazadores deberán ahora actualizarse al menos una vez cada diez años en este ámbito. El plazo se ha calculado en base a la renovación de las licencias de armas en el país galo.

Por el moment,o el programa de formación correrá a cargo de la Federación Nacional de Cazadores (FNC), asesorada por la Oficina Francesa de Biodiversidad. Tras la publicación de la normativa por parte del Ministerio de Transición Ecológica francés que obliga a los cazadores a formarse en cuanto a la seguridad, los titulares de licencias de caza contarán con 10 años de margen para cumplir con este requisito de actualización.

Nuevas señalizaciones y prendas de alta visibilidad

La nueva normativa obligará también a los cazadores, resacadores y acompañantes –aunque no lleven armas– que participen en batidas a llevar ropa fluorescente. «El chaleco se puede integrar en una ropa de colores brillantes, como una camiseta, una chaqueta o una capa», detalla la orden del Ministerio de Transición Ecológica que recoge la nueva obligatoriedad.

Por último, como novedad, todo organizador de batidas de caza mayor deberá colocar señales temporales en caminos, carreteras y accesos a la mancha antes del comienzo de la batida y recogerlos una vez haya finalizado esta para dar aviso a los transeúntes de que se está cazando en un determinado lugar.

Informar a otros usuarios de la naturaleza en caminos secundarios se ha considerado esencial para aumentar la seguridad de los viandantes. Por esta razón, la FNC ha estudiado en colaboración con la Federación Francesa de Senderismo otros paneles que pueden ser adaptados, personalizados y utilizados según las características locales, además de los definidos por el decreto ministerial.

Francia autoriza la caza durante el confinamiento por motivos de «interés general»

La secretaria de Estado encargada de la biodiversidad en Francia, Bérangère Abba, ha confirmado que la caza quedará autorizada por el Ministerio de Transición Ecológica durante el confinamiento como actividad «de interés general» con el objetivo de evitar daños agrícolas, especialmente los provocados por jabalíes y corzos.

Cabe recordar que la caza se ha paralizado en Francia tras el anuncio del nuevo confinamiento en el que el país vecino se encuentra inmerso. El Gobierno de Macron, presionado por agricultores y ganaderos, ha decidido autorizar acciones cinegéticas con el fin «de evitar un aumento de los daños a cultivos, bosques y propiedades por la proliferación de poblaciones de caza mayor como el jabalí o el ciervo», según reza en el documento oficial que ha dado a conocer la medida.

Tras el anuncio, Willy Schraen, presidente de la Federación Nacional de Cazadores (FNC), se ha preguntado a través de su página de Facebook «qué pasaría si no abatiésemos el medio millón de jabalíes que normalmente solemos cazar durante la temporada. Son 500.000 jabalíes más en el territorio».

¿Qué y cómo se podrá cazar en Francia?

Pero la actividad cinegética no se va a autorizar con carácter general. Por ejemplo, tal y como anunció Willy Schraen, la caza de acuáticas seguirá limitada. En estos momentos, las diferentes administraciones regionales se encuentran reunidas debatiendo qué especies cinegéticas se debe salir a cazar durante el confinamiento y cuáles no (en función de los daños que estén causando en las distintas zonas).

Una vez realizadas estas consultas, los prefectos comunicarán a los presidentes de las Federaciones Departamentales de Caza para fijar los días y especies que se podrá salir a cazar. En un principio se espera que se permitan acciones de caza individual y colectiva sobre jabalíes, ciervos, corzos, conejos, liebres, faisanes y palomas.