fbpx

Precioso gesto: un cazador se cruza con un lince y le da uno de los conejos que ha cazado

Aplaudido gesto del joven Rubén Puente, el cual se cruzó con un lince mientras cazaba y le dio uno de los conejos que llevaba para que se alimentase.

Varios momentos del vídeo en el que el cazador da uno de sus conejos al lince. © Rubén Puente Sánchez

Por fortuna, el lince ibérico es un animal cada vez más presente en los cotos de caza, donde encuentra alimento y refugio. Prueba de ello es que la finca con mayor número de linces de nuestro país es un coto de caza. En ese sentido los cazadores que practican su afición en fincas en las que vive el felino son unos auténticos privilegiados, no solo por su presencia, sino por la labor de control de otros predadores como el zorro que realizan.

La misma suerte ha tenido Rubén Puente Sánchez, que ha captado el instante en el que un lince transita por su coto de caza, de unas 2.500 hectáreas y ubicado en las cercanías de la localidad toledana de Pulgar. En la grabación se ve cómo Puente incluso le da un conejo de los que ha cazado para que se lo coma, «pero no fue fácil la tarea», explica con cierta gracia el cazador a Jara y Sedal.

El cazador: «Le intenté dar el conejo, pero se hizo de rogar»

«Le intenté dar el conejo, pero se hizo de rogar», añade. Aunque «no es muy común» ver linces en este coto toledano, sí que hay una población asentada de este felino en el lugar, «aunque hay algunas bajas anuales sobre todo por los atropellos», explica Puente.

La cercanía a la finca de caza El Castañar, situada en los aledaños de este coto, también propicia el buen desarrollo de la población de lince en la zona, junto a la abundante presencia del conejo de monte en el lugar. Su gesto ha sido muy aplaudido en redes sociales. Aquí puedes ver las imágenes.

¿Por qué tener linces en tu coto de caza es lo mejor que te puede pasar?

Lince Ibérico. /Shutterstock
Lince Ibérico. /Shutterstock

Tener linces en tu coto es lo mejor que te puede pasar si quieres mantener a raya a otros predadores. Esta circunstancia era algo desconocido hasta hace poco, pero recientes investigaciones han corroborado que el lince ‘manda’ cuando coexiste en el mismo territorio con el zorro, por ejemplo. Te lo mostramos aquí.