fbpx

Caza un monstruoso corzo con un trofeo de 1.010 gramos y 245,43 puntos

Este macho de corzo fue cazado en septiembre en Suecia y tan solo con su peso y volumen ya era merecedor de la medalla de oro.

Joacim Rickling con el extraordinario trofeo de corzo. ©Joacin Rickilng
Joacim Rickling con el extraordinario trofeo de corzo. ©Joacin Rickilng

Con las dos primeras semanas de abril a punto de concluir, muchos cazadores ya han conseguido salir al campo en busca de algún corzo, y poco a poco, van apareciendo magníficos trofeos en las redes sociales. Sin embargo, la historia que vas a leer a continuación no tiene relación alguna con esta temporada, sino que pertenece a la pasada.

El joven cazador sueco Joacim Rickling (29 años) jamás olvidará el 27 septiembre de 2020. Ese día se cruzó con uno de los corzos más grandes del mundo. Suena fuerte, pero es así de simple… Uno de los machos de corzos más grandes del planeta.

Tal y como asegura el mismo Joacim en su post de Instagram, llevaban varias temporadas controlando a este corzo. Después de tres temporadas esperando a que alcanzara su grado máximo de desarrollo, se sentó camuflado al borde del monte hasta que apareció. Un disparo certero dio con este duende y su corona en el suelo sin que notara nada.

corzo

El corzo de toda una vida

Cuando Joacin se acercó a cobrarlo, se quedó sin palabras. Por fin, los años de gestión y control habían dado sus frutos y el corzo que siempre había imaginado descansaba ahora entre sus manos. Dos soberbios cuernos de 26 y 28,9 centímetros y un peso de más de un kilo (1.010 gramos) fueron sus incomparables cartas de presentación.

Es llamativo que un corzo tan imponente como este no haya sido capaz de superar al récord de Suecia y es que 1,5 puntos tienen la culpa ya que el macho que continua en el primer puesto, abatida en Uppland, pesó 33 gramos más que este.

corzo

Otro corzo de 245 puntos

Un experimentado cazador de corzos de Guadalajara, Gonzalo Marian Vicente, cazaba en julio de 2020 en Guadalajara el que es ahora oficialmente el segundo corzo más grande de España. El animal alcanzó la friolera de 245,65 puntos.

Cuando el cazador llegó al animal y observó detenidamente el la cuerna de este, no podría creer lo que había conseguido abatir. «Escribí al grupo de WhatsApp que tengo con mi hermano y puse que no sabía si había cazado el récord de España o qué. Cuando cazas uno de 180 puntos, que tengo alguno, piensas que no vas a volver a disparar otro mejor nunca. Pero este es realmente impresionante», afirmó Gonzalo.

SI quieres descubrir cómo cazó a este monstruoso corzo, pincha aquí.