La caza salva las especies

¿Lo compartes?

12/12/2017 | MAFALDA LEITAO

A principios de los años 80, en Pakistán, un grupo de líderes tribales mostró enorme preocupación debido a la desaparición de grandes especies de fauna silvestre, como el markhor Suleiman. Al igual que en Tayikistán, la caza incontrolada para la obtención de carne era la principal amenaza para la especie. Por lo que la comunidad decidió crear un plan de conservación, basado en una premisa simple: crear empleos de guardas de caza, lo que impediría la caza furtiva. La financiación provendría de la caza de trofeos controlada, pagado por los extranjeros. Además de la creación de nuevos puestos de trabajo, la mayor parte de la carne sería entregado a las aldeas locales. Y el dinero que sobrase sería invertido en la comunidad.

El Proyecto de Conservación de Torghar fue un éxito: hubo una disminución drástica de la caza furtiva y un aumento sustancial de las especies Suleiman marjor, que pasó de menos de 100 animales a 3.500.

Muchas de las comunidades tajiquitas quisieron replicar este proyecto con otras especies. Con el apoyo inicial de la Agencia Alemana de Desarrollo (GIZ), se realizó un monitoreo de la especie, junto con otros grandes herbívoros en la región.

Otro de los proyectos desarrollados con éxito fue con el del leopardo de las nieves. El grupo internacional de conservación de este felino desarrolló su propio trabajo de conservación en Tayikistán. 

Pero, ¿por qué en lugar de cazar no se crea un parque nacional para proteger la fauna de Tayikistán?

La razón principal es que la protección legal sobre un paisaje sólo funciona cuando hay suficientes recursos para controlar y proteger la vida silvestre. Y esto es un muy difícil, si no imposible para una comunidad tan pobre como Tayikistán. Y, además, la prohibición de la caza en esos países podría llevar a las comunidades a intensificar la caza furtiva y las especies por ende disminuyen, y no al revés.

Básicamente, la clave del éxito es sólo uno: las comunidades obtienen beneficios de vivir de la conservación de las especies. No sólo tienen que utilizar los ingresos de la caza para construir un hospital o una escuela, o para crear una beca. La gente tiene que darse cuenta de la relación directa entre la conservación de la vida silvestre y los beneficios. El año pasado se permitió cazar tres Suleiman markhor y así se logró proteger a casi 550, además de los 10 leopardos de las nieves (que ya no está en peligro de extinción debido al citado proyecto de caza); de este modo la vida diaria es más fácil para la comunidad. “Si hace 30 años, había la oportunidad de cazar leopardos y tigres persas, todavía tendríamos leopardos y tigres,” dice Davlatkhon Mulloyorov, un anciano de 70 años, que vive en un pueblo de Tayikistán.

Pero esto no es un lugar para la mayoría de los turistas. A pesar de los impresionantes paisajes y la gente amable y acogedora, el terreno es difícil, el clima es extremo y el aire es pesado. Además, la infraestructura tradicional es inexistente. No vas a encontrar un hotel sofisticado a la vista, por no hablar de la calidad del agua y la falta de luz. Encontrar un restaurante significa que tenemos que conducir un par de horas y, en invierno, con el riesgo de quedar atrapado por una avalancha. Y por lo tanto, sólo los cazadores con posibilidades monetarias son la esperanza para la supervivencia de la fauna en peligro, teniendo en cuenta la dura realidad de la vida en estas áreas.

Y no es sólo la economía de las comunidades rurales de Tayikistán. La lucha por el trofeo también está visto como un medio para fomentar el retorno a una relación mayor y más sostenible entre las personas y la vida silvestre. “Para las grandes ocasiones, la caza ha soportado todo un pueblo”, dijo Munavvar Alidodov, un biólogo de campo. 

El año pasado, el dinero que dejan estos proyectos ayudó a comprar libros y uniformes escolares y al pago de salarios de los maestros. Agua limpia y fresca comenzó a llegar al pueblo, con la instalación de una nueva tubería. Y que sólo fue posible por el dinero que se ha generado con la caza.

“Las personas que amenazan y humillan a los cazadores en redes sociales no se dan cuenta de lo mucho que hacen estos últimos por la conservación de las especies”, dice Campbell, un famoso médico sobre el estudio de todas estas cuestiones de Tayikistán. Y añadió: “¿Quién ha hecho más por la conservación? No hay comparación.” Es verdad; no hay ni siquiera comparación… ¡Algún día lo entenderán! 

 

La caza salva las especies
4.5 (90%) 2 votos

¿Lo compartes?

No hay comentarios

Dejar una respuesta