fbpx

Caza en pareja: va con su novia de batida y cobran tres jabalíes, uno de ellos enorme

Mikel Robledo y su novia, Alba Esquius, vivieron una suertuda y apasionante jornada de caza este domingo en la que tuvieron la oportunidad de abatir hasta tres jabalíes, uno de ellos con un descomunal trofeo, durante una batida en un coto social catalán. Nos lo cuentan.

Javier Fernandez-Caballero

El cazador catalán Mikel Robledo, de 27 años y natural de la localidad de Tardona, abatió hasta tres jabalíes junto a su novia Alba Esquius, de la localidad de Saló, en una batida en el coto social de este último municipio celebrada este domingo, 20 de septiembre.

Robledo ha narrado a Jara y Sedal todos los detalles de una jornada cinegética que no olvidará jamás con su colla ‘Valls de Torrodella’. «Muy de mañana, quedamos en el lugar de la batida todos con nuestras mascarillas, sorteamos los puestos y nos pusimos a cazar», relata sobre el inicio de la jornada.

«Empezó la batida, todo iba normal, y salió este jabalí el primero de todos. Tenemos cámaras para mirar los sitios por los que pasan los animales y habíamos visto que había uno gordo. A primera vista, observé que era grande, pero lo que no sabía era que era descomunal», confiesa Mikel a este medio. «Lo dejé subir a mi sitio y de un disparo en el codillo cayó». Era el primero de los tres jabalíes que abatiría, aunque este tenía unas importantes defensas: «Pesaba unos 100 kilos, y los colmillos con enormes. No me esperaba algo así», asegura el joven.

Otro de los jabalíes abatidos. © J.J.

Posteriormente, le entró otro pero antes de llegar a su puesto, se paró. Le disparó a unos 80 metros y tuvo que bajar a rematarlo, ya que lo había dejado herido. «Cuando subía, mi novia abatió otro más pequeño, ya que le dejé el rifle porque ella también tiene permiso y podía usarlo en el puesto», explica Mikel sobre un triplete que consiguieron entre los dos.

El coto social mencionado tiene unas 10.000 hectáreas repartidas entre los 25 socios que lo conforman y que cazan durante toda la temporada los jueves, sábados y domingos para evitar la creciente sobrepoblación de jabalís que acecha el lugar y que es muy peligrosa para los accidentes de tráfico y para los daños agrícolas.

Se gira en su puesto de caza y ve a un inmenso jabalí de 140 kilos frente a él

Se gira en su puesto de caza y ve a un inmenso jabalí de 140 kilos frente a él
Dos imágenes del jabalí. / C. C.

El cazador catalán Francesc March, natural de la localidad de Morell, en la provincia de Tarragona, cazó este domingo 20 de septiembre un descomunal jabalí medalla de oro de 140 kilos que le entró por detrás durante una batida realizada entre las localidades de Pont de Armentera y Querol, en la citada provincia, con su colla ‘Ben Avinguts’. Te lo contamos en este enlace.