fbpx

Caza ocho ciervos en una montería en abierto de 80 euros el puesto

Javier Fernandez-Caballero

El cazador sevillano Joaquín Rubio García y su amigo Manuel Rico Girón no van a olvidar la jornada cinegética del pasado 2 de noviembre en mucho tiempo. Ese día Joaquín logró cazar ocho ciervos en una montería que le costó ochenta euros.

18/12/2019 | Redacción JyS

ciervos
Los protagonistas con los ciervos tras el final de la montería. / JyS

El cazador sevillano Joaquín Rubio García, natural de la localidad hispalense de El Ronquillo, cazó el pasado 2 de noviembre un total de siete ciervos y una cierva en uno de los grandes puestos de la temporada 2019-2020. Fue en una humilde montería celebrada en un coto social cercano a la localidad onubense de Valverde del Camino cuyo puesto valía unos 80 euros para los socios del coto y poco más de 100 para los no asociados.

Además, hasta tres de los ocho ciervos abatidos fueron reseñables, puesto que tenían 14, 13 y 11 puntas respectivamente. Aquel día Joaquín iba acompañado por su amigo Manuel Rico Girón, que junto con sus hijos acudieron de morraleros al puesto: «Pasaron un día de escándalo, un día que tardará mucho tiempo en olvidársele a los pequeños», exclama el cazador.

ciervos
Los pequeños, con los ciervos tras el final de la montería. / JyS

La jornada cinegética, organizada por Monteros del Sur, comenzó ‘movida’ para Joaquín, puesto que en los quince primeros minutos ya le entraron los tres primeros ciervos que logró abatir: «Uno tras otro, los acerté a la primera», admite Rubio a este medio. Posteriormente, a la media hora, le entraron otros dos venados, a los que abatió también al instante. En el último de ellos narra una anécdota en la que se le atascó el rifle y le hizo un extraño, y a los quince minutos le volvió a entrar una cierva y para probarlo le disparó, abatiéndola: «No soy de disparar a las ciervas, y más sabiendo lo bien que iba la mañana, pero quería probar el rifle y ver que todo iba bien».

«Posteriormente, me entró otro venado más, y al rato el último», dice, completando así los ocho cérvidos que cazó en un montería que no olvidarán en mucho tiempo.

Les invitan a una humilde montería de 50 euros… ¡y cazan esto!

gamo
Los dos cazadores, con el gamo y el ciervo. / C.S.

Lo que les ocurrió a los cazadores Carlos Saz Ávila –de Guadalajara- y Quique Hous –de Madrid- el pasado 12 de octubre durante una humilde montería en la provincia de Guadalajara fue, casi casi, como si les hubiese tocado la lotería. Cazaron un gamo que podría ser medalla de plata tras su homologación oficial y un ciervo en una montería que costaba 50 euros y a la que, además, fueron invitados. Esta es la crónica.

Caza cuatro muflones y un cochinazo en uno de los mejores puestos de la temporada

muflones
Tenedor abatió cuatro muflones en apenas unos segundos. / J.T.

Cuatro muflones del tirón y en menos de un minuto. Esto fue lo que le deparó la suerte y su buena puntería al joven jiennense Julio Tenedor Sánchez, de 20 años de edad, en un gancho entre amigos en abierto celebrado en una finca cercana a la localidad albaceteña de Villaverde de Guadalimar. Así nos lo contó.