fbpx

Caza un enorme jabalí en una espera en Valencia: «No cabía en el maletero de la Scenic»

Este cazador, que se acercó anoche a revisar unos comederos en su coto social valenciano, vio cómo había rastros de un enorme jabalí. Tras quedarse en el puesto y ver cómo diversos animales hacían acto de presencia, por fin a medianoche apareció este descomunal macareno.

enorme jabalí

El cazador valenciano Javier Vidal, que hace unas semanas protagonizaba en Jara y Sedal una peculiar historia en la que narraba cómo había conseguido que su novia –que era anticaza- amase el mundo cinegético tras llevársela una noche de espera, ha vuelto a cazar otro descomunal jabalí en espera.

Otras imágenes del enorme jabalí. © J. V.

Anoche, Vidal se acercó a revisar los cebaderos en el coto social de la localidad valenciana de Bolbaite, hecho para el cual se llevó su rifle con intención de hacer una pequeña espera en alguno de los puestos, ya que en estas jornadas se encuentra de vacaciones.

«Vi que los signos que tenía un cebadero eran de un cochino de grandes dimensiones y, además, era un macho. Por ello, ni pisé la comida que quedaba», explica a Jara y Sedal Vidal. Eran sobre las 21:30 horas de la noche y, una hora más tarde de colocarse en el árbol, sintió el crujir de las ramas.

Un tejón, mirlas, una zorra e incluso una cabra entraron al puesto. «A las 22:30, los chillidos de una zorra me alertaron ya que estos animales siempre suelen andar cerca. Entró al cebadero, comió y al minuto salió corriendo. Estuve un rato sin escuchar nada cuando, de repente, a las 23:30, unas mirlas lo delataron, ya que salieron espantadas de un barranco muy próximo», explica el cazador.

El macareno finalmente entra al cebadero. A los 10 minutos, el cazador escuchó masticar: «Decidí apuntar y, gracias a la luna que anoche había, se veía la silueta de que era un animal estaba solo y grande, por eso me coloqué bien mi rifle en calibre .300 Winchester Magnum y, sin pensarlo, le disparé». El animal «cayó redondo, pataleó y, cuando bajé a verlo, me llevé la sorpresa de que era un buen macho con una boca espectacular».

Posible medalla de oro. Aún no la ha llevado al taxidermista, «pero apunta a que será un jabalí con un trofeo medalla oro». El problema vino para cargarlo en su coche: «No cabía en el maletero de la Scenic, fue un show», dice aún riendo el cazador.

Ocho errores comunes que no deberías cometer si cazas jabalí en espera

Jabalí en el agua. ©Shutterstock

Si cazas jabalíes en espera lo primero que debes tener es paciencia y, a partir de ahí, no cumplir ocho errores fundamentales si quieres encontrar el éxito. Estos son los fallos que Jara y Sedal te recomienda no cometer para poder abatir un gran macareno en un puesto.