fbpx

Cazan un jabalí que dejaba una extraña huella y descubren el porqué

Este cazador abatió el pasado fin de semana en Zaragoza una jabalina que dejaba tras de sí una «huella muy rara». Cuando lo cobraron se encontraron con esta sorpresa.

La imagen que mostramos a continuación ha despertado la atención de miles de cazadores en las últimas horas. Se trata de una jabalina con una extraña pezuña que un cazador turolense tuvo la oportunidad de abatir el pasado fin de semana durante una montería en Zaragoza.

Juan José Fidalgo explica a Jara y Sedal que la jornada cinegética se desarrolló en las cercanías de Calatayud, en la provincia de Zaragoza: «Fui con mi amigo Jesús y, de repente, nos entró esta guarra. No sabíamos que tenía esa peculiaridad hasta que fuimos a cobrar la pieza».

Al ir a por la verraca, ambos cazadores se quedaron sorprendidos: «La huella era muy rara, pero es que la pezuña era increíble, más larga de lo normal. No sabemos a qué se podría deber», dice aún sorprendido el cazador turolense, que abatió esta pieza con su rifle Browning en calibre .30-06 Springfield y munición Winchester.

«Cuando levantamos la pata de la jabalina, nos quedamos boquiabiertos»

Ya cuando se acercaban al animal, después de abatirlo de un certero disparo, los cazadores advirtieron el extraño rastro que había dejado el animal en el barro: «Lo primero que vimos antes de llegar al jabalí fue la pisada, y esta sin duda que era enorme y muy extraña. Cuando levantamos la pata, nos quedamos boquiabiertos», confiesa el cazador a este medio.

Incluso los propios perreros, de la Rehala Dios te Salve, que están acostumbrados a realizar decenas de monterías a lo largo del año, no daban crédito a lo que veían: «Era increíble. Una anormalidad de la naturaleza, algo que tardará mucho tiempo en volvernos a pasar y que, sin duda, será un recuerdo imborrable que nos llevamos de aquella montería en Calatayud», concluye Juan José.

Otra imagen de la extraña pezuña de la jabalina. © J. J.

Otro jabalí con una insólita pezuña de 25 centímetros en Barcelona

jabalí pezuña

Salva Rodríguez cazó hace un año uno de los jabalíes más extraños del inicio de la temporada cinegética 2019-2020. El animal, que fue abatido en un coto social de las cercanías de la localidad catalana de Tarrasa, tenía una extrañísima y larga pezuña de 25 centímetros que no dejó indiferente a los numerosos cazadores que la vieron a través de las redes sociales. Así la cazó.

La jabalina con un extraño ‘cuerno’ en su cabeza

La extraña malformación del animal en esa zona. / D.G.

Los miembros de la Sociedad de Cazadores ‘Pino de Bureba’ consiguieron cazar el pasado 8 de octubre de 2019 una jabalina con una protuberancia en la cabeza que parece un ‘cuerno’ o incluso una pequeña «trompa», como definió en declaraciones a Jara y Sedal el cazador que lo abatió, Diego García, que además es el jefe de la cuadrilla. Te lo contamos aquí.