fbpx

Cazan a 'El Cojo': un jabalí de enormes colmillos tras un agarre épico

Este joven cazador y rehalero abatió el pasado fin de semana a cuchillo un descomunal jabalí que tenían fichado gracias a una cámara de fototrampeo: «Estaba a unos 150 metros de donde aparcamos los coches».

caza jabalí agarre épico

Pablo Manuel Pastor, un joven cazador y rehalero turolense conocido en nuestra web por haber abatido grandes piezas en los últimos años, ha acabado la temporada de caza mayor a lo grande. Pastor ha abatido, en su coto social de esta provincia aragonesa, un tremendo jabalí cojo con un descomunal trofeo: sus colmillos sobresalían casi 10 centímetros por fuera de la mandíbula, medían 2,6 de ancho y además tenía unas monstruosas amoladeras.

El cazador explica que ya habían tenido la oportunidad de seguir la pista de este ejemplar semanas antes, ya que un cazador había conseguido fotografiarlo en su cámara de fototrampeo. Por ello, los batidores se desplazaron hasta el lugar en el que auguraban que «el cojo» estaría encamado.

«Aunque en esa zona había más jabalíes, ese, al estar cojo, era más que peculiar, además de por el trofeo que tenía», dice Pastor sobre un jabalí sobre el que habían fijado su atención los cazadores.

Los perros dieron con él a 150 metros de la suelta

Tras la suelta de perros, lo primero que salió durante esta batida fue una corza que falló el padre de Pablo Manuel. En ese momento comenzó a arreciar la lluvia y decidieron recoger pero, cuando estaban llegando a los coches, y aún con los perros sueltos, escucharon una ladra que les volvió a poner en alerta. Habían localizado al «cojo».

«No quería que el animal hiriese a mis perros, por eso fui corriendo hacia el lugar para evitar el encontronazo fatal con ellos», y fue ese momento el que Pablo Manuel aprovechó para abatirlo a cuchillo. «Estaba a unos 150 metros de donde teníamos aparcados los coches, en una zona de monte y con espesura pero llana, en la que se podía correr», describe el cazador.

Tras abatirlo, se percató del imponente trofeo que portaba. Un auténtico monstruo en abierto.

Una imagen más del cazador con «El Cojo». © P. M. P.

El mismo joven cazó un descomunal corzo durante la pasada primavera

Pablo Manuel Pastor junto al otro gran corzo cazado en Teruel.

Pablo Manuel Pastor también fue el afortunado que dio la pasada primavera a un gran corzo del que todo el mundo hablaba. Las fotos de su trofeo corrían como la pólvora a través de las redes sociales y poco después el propio cazador contactaba con la redacción de Jara y Sedal para revelar todos los detalles del que ha sido su primer corzo en rececho.

«Lo tenía fichado desde marzo. Con borra era impresionante, se le juntaban las dos cuernas», relató a este medio sobre el imponente animal. «Aunque he cazado algunos en batida, ya que en esta zona los cazamos así junto a los jabalíes, en rececho era el primero», añade. Puedes acceder a la noticia al completo pinchando aquí.