fbpx

Caza un gran jabalí en Palencia después de que cogiera el aire al resto de compañeros

Este cazador leonés narra cómo se hizo el pasado fin de semana con un jabalí con unas imponentes defensas en una batida en la provincia de Palencia. Tuvo suerte de dispararlo después de que cogiera el aire al resto de monteros.

caza jabalí
El cazador junto al jabalí.

El cazador leonés Juan José Fernández vivió el pasado fin de semana un lance para recordar a un jabalí con un gran trofeo en una batida en la provincia de Palencia. Se encontraba cazando con la cuadrilla con la que habitualmente practica la actividad cinegética, el Club Peñarrobledo, perteneciente a la localidad palentina de Cervera de Pisuerga, cuando en el ecuador de la batida apareció este macareno, de 105 kilos de peso y con unas imponentes defensas.

Así fue el lance de este jabalí

Juan José Fernández ha narrado a Jara y Sedal el breve pero intenso lance de este jabalí, que fue sin duda la mejor sorpresa de esta jornada cinegética.

Juan José, postor de la batida. «Nos encontrábamos cazando un monte de roble con zona de pinar y algo de brezo. Yo era el postor, había colocado varios puestos y estaba en la zona más alta del lugar», comienza explicando el cazador sobre el prólogo del lance.

Escuchó una ladra a lo lejos. Ya había transcurrido una buena parte de la cacería, se habían visto varios animales, se había abatido alguna pieza y otras habían huido cuando, de repente, a media mañana escuchó la ladra de dos perros que acudían a la zona en la que estaba Juan José.

El jabalí cada vez se acercaba más. La ladra, según el cazador, «venía bastante abajo y, el jabalí, al llegar al fondo del valle, se dio la vuelta al coger el aire», señala sobre la causa por la que no rompió por donde se encontraban el resto de monteros. «A los pocos segundos, me salió a mí a unos 50 metros. En el primer disparo, lo dejé sentado, con la boca abierta, pero aún herido. Como vi que venían los perros de rastro bastante cerca, para que no les hiriese, disparé de nuevo», indica el cazador.

105 kilos de peso y un largo y ancho trofeo. El animal pesó un total de 105 kilos y, aunque aún el trofeo está en manos del taxidermista, esperan que sea medalla por sus dimensiones.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.