fbpx

Caza un espectacular gamo que pasó dos veces por su puesto

Javier Fernandez-Caballero

El gamo, medalla de oro con 186,98 puntos CIC, pasó dos veces por el puesto de este cazador. La primera, en el viso. La segunda no podía fallarla. Y es que a veces, la caza te da una segunda oportunidad. Así fue el lance.

gamo
El cazador Óscar Ruiz posa con el imponente gamo de 186,98 puntos CIC. / O.R.

En ocasiones, el tren pasa dos veces. En este caso, un gamo. Y además, medalla de oro. Óscar Ruiz puede dar fe de ello. Este cazador valleisoletano cazó en una montería celebrada el pasado 17 de noviembre un espectacular ejemplar al que minutos antes no había podido disparar. La caza le dio una segunda oportunidad.

La montería se celebraba en la finca Cardizales, en las cercanías de la localidad cacereña de Garciaz. «Durante el sorteo ya vimos que el día no iba a acompañar», nos cuenta Óscar. «Me tocó un puesto alto y cuando me dirigía hacia él comenzó a llover y a soplar el aire con fuerza».

Aparece el gamo… por primera vez

Avanzada la mañana, su amigo Rafa, que le acompañaba en la postura, le puso en alerta. El monte se estaba moviendo. De repente aparecieron varios gamos: «En medio del grupo había uno con unas palas que sobresalían del resto», recuerda. «Caminaban despacio, a unos 50 o 60 metros, pero venían por el viso. Sólo podía quedarme quieto viendo impotente cómo se iba el mejor gamo que jamás había visto en una montería», reconoce Óscar.

gamo
Más imágenes del gamo medalla de oro. / O.R.

El espectacular gamo se fue con el grupo tal y como había llegado. Pero a Óscar el destino le aguardaba una sorpresa. «La fortuna quiso que, a unos 300 metros, los animales se toparan con media rehala que venía perdida», relata emocionado. «Empezó la ladra y vimos que los gamos se pasaron por el otro lado del viso, dejándonos con la miel en los labios. Sin embargo, empezamos a oír que parte de la ladra venía recta hacia nosotros y, de repente, apareció el imponente animal huyendo de los perros a toda velocidad».

A la segunda va la vencida

En apenas décimas de segundo el cazador analizó la situación. Podría enterrar la bala y disparar «sin que los perros corrieran riesgo, ya que el gamo había conseguido adelantarse unos metros». Óscar accionó el gatillo de su Blaser R8 en calibre .270 Win. Mag. y el animal cayó desplomado. «Cuando terminó la montería fue cuando pude comprobar la increíble envergadura de su trofeo». Un medalla de oro de 186,98 puntos CIC.

Caza un monstruoso gamo de 200 puntos en Jaén

gamo
El monstruoso gamo conseguido por Ignacio de Ramón. / I.R.

El cazador alicantino Ignacio de Ramón cazó, el pasado 20 de septiembre durante un rececho en Jaén, un gamo que el taxidermista, aún con las palas en verde, ha calibrado que llegará a los 200 puntos CIC. Ocurrió en una finca que se encuentra en las cercanías de Aldeaquemada, justo en el inicio de Sierra Morena. Te lo contamos aquí.

El primer gamo de este joven en Cádiz que jamás olvidará

gamo
Javier Mesa Ortiz, con el gamo abatido. / J.M.

Hace unos meses, fue protagonista en Jara y Sedal cómo el joven Javier Mesa Ortiz, de 22 años de edad, cazó un gamo que se quedó sólo tres puntos de erigirse como medalla de oro. Lo abatió en pleno Parque de los Alcornocales, arrojó 176,2 puntos CIC. Fue un regalo de su padre, Rafael Mesa. Lo cazó después de seis horas tras sus pasos durante la ronca. Nos lo cuenta aquí.

Deja una respuesta