La caza genera 6.475 millones de euros y emplea a 187.000 personas en España

¿Lo compartes?

Fundación Artemisan publica el primer gran estudio del impacto económico de la caza, elaborado por Deloitte, y descubre que la caza representa el 0,3% del PIB de España, lo mismo que las ventas del vino. Unas sorprendentes cifras hasta ahora desconocidas.

19/04/2018 | Redacción JyS

De izqda a dcha. Luis Fernando Villanueva, José Luis Lópes-Schümmer y Alfonso Codes. /Jara y Sedal

Fundación Artemisan ha presentado esta mañana en el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente un estudio llamado ‘Impacto Económico y Social de la Caza en España’, elaborado por la prestigiosa consultora Deloitte en el que, por primera vez, se aborda en profundidad la importancia de la actividad cinegética en España.

El informe ha sido presentado por José Luis López-Schümmer, presidente de Fundación Artemisan y María Lambarri, gerente de Estrategia y operaciones de Deloitte. Además ha estado presente la Directora General de Desarrollo Rural, Esperanza Orellana, y Alfonso Codes, secretario general técnico del Ministerio de Agricultura.

En total, la caza genera en España 6.475 millones de euros  –el gasto directo supera los 5.470– y crea 187.000 puestos de trabajo. Su importancia es tal, que supone el 0,3% del PIB del país. Para hacernos una idea de lo que esto representa, Fundación Artemisan recuerda que esa cantidad es equivalente a las ventas netas de vino, al 13% del sector agrícola, ganadero y pesquero, al 4% del sector de la construcción o al 9% del sector financiero.

Los cazadores invierten 300 millones de euros en conservación y crean 187.000 puestos de trabajo

López-Schümmer ha destacado en su intervención que «nunca se había realizado en España un estudio de esta profundidad, que no sólo refleja la contribución económica de la caza, sino que valora su importancia desde el punto de vista social y ambiental, estimando la inversión de los cazadores en la conservación de nuestro medio natural». El presidente de la Fundación Artemisan ha destacado que los cazadores «invierten cerca de 300 millones de euros en la conservación» de la naturaleza, por lo que considera necesario un «reconocimiento sin tapujos» de a importancia del sector cinegético.

Por otro lado, el informe del impacto económico y social de la caza en España ha sacado a la luz que este sector genera 187.000 puestos de trabajo anuales, lo que supone el 1% de la población activa de España. Fundación Artemisan ha recordado que estas cifras representan el 81% de la ocupación generada por el sector de los fabricantes de vehículos a motor, o casi la mitad de los trabajadores ocupados en servicios de alojamiento. En cuanto a la contribución a las arcas públicas, el informe descubre que la caza aporta 614 millones de euros a las arcas públicas, de los cuales el 33% son aportados directamente en concepto de tasas e impuestos para cazadores.

La importancia social y medioambiental de la caza

El estudio subraya que la caza forma parte del acervo cultural español, y que es practicada por cerca de 800.000 personas, de las cuales 334.000 están federadas, por lo que se trata del tercer deporte más practicado de España, por detrás del fútbol y del baloncesto.

impacto económico de la caza
Presentación del estudio en el MAPAMA. /Jara y Sedal

La contribución social de la caza, que también ha sido analizada en este informe, se manifiesta a través de las actividades de educación y sensibilización que desarrollan los cotos y sociedades de cazadores. También se expresa con un impacto positivo en la seguridad vial, al reducir el número de accidentes, y en la sanidad animal, así como la reducción de siniestros agrícolas.

Esa capacidad de gestión de la naturaleza, recuerda Fundación Artemisan, le ha valido el reconocimiento internacional a la actividad cinegética como herramienta fundamental de conservación. Además, en la actualidad los cazadores destinan 233 millones de euros a repoblaciones y otras inversiones de conservación medioambiental, y 54 millones al mantenimiento de accesos, pantanos, podas, mejoras del monte y cortafuegos, entre otros.

El informe recuerda que el ejemplo más relevante de la labor ejercida por los actores cinegéticos en la preservación de la fauna es la recuperación del lince ibérico, gracias al mantenimiento en los cotos privados de las poblaciones de conejo de monte y perdiz que le sirven de alimento. De hecho, todos los planes de recuperación del lince ibérico destacan la necesidad de implicar a las sociedades de cazadores, que participan activamente en la elaboración y seguimiento de dichos planes.

Puedes descargar el informe completo pinchando aquí.

evaluacion-del-impacto-economico-y-social-de-la-caza-en-españa

La caza genera 6.475 millones de euros y emplea a 187.000 personas en España
4.8 (95%) 8 votos

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here