fbpx

Falla un rarísimo corzo, lo caza tres días después y dedica esta carta al animal

Este cazador decidió sentarse y escribir unas líneas a un corzo único que logró cazar tras varios días en su busca.

corzo cuerna rara

El cazador Juan José Pérez, natural de un pequeño pueblo de la Alcarria conquense abatió, en la mañana del pasado sábado 15 de marzo, un rarísimo corzo en la provincia de Soria que hoy es protagonista en Jara y Sedal. Pérez, que actualmente caza y gestiona varios cotos en Cuenca, Madrid, Soria y Guadalajara que le permiten disfrutar de esta pasión, se hizo con este espectacular animal en un acotado que tiene arrendado junto a dos amigos.

Se trata de un corzo viejo, con un extraño trofeo en forma de ‘x’, con cuernas retorcidas, sin luchaderas ni contraluchaderas; sin embargo, tiene varias puntas que le salen hacia atrás en su cuerna derecha, retorcidas y muy perladas, en forma de tenedor.

La carta que el cazador dedicó al animal

Más imágenes del corzo. © J. J. G.

El cazador escribió una carta tras el lance que ha enviado a nuestra redacción y que exponemos a continuación:

El sábado pasado decidí darte caza por ser algo único, y allí estabas donde siempre, en nuestro rincón, en el que tantas horas hemos pasado juntos. Donde a veces nos veíamos el uno al otro, o uno sí y el otro no…

Después de tantos años detrás de vosotros, los nervios me sorprendieron ese día, o quizá el destino quiso que ese día no te vinieras a casa, pero como si de un aprendiz se tratara, te erré a escasos 170 metros dándome la cara. No quise repetir el disparo porque ya me habías dado una oportunidad y no era justo seguir tirando, aparte que obviamente no te hubiera alcanzado.

Y una vez más el destino quiso que nos topáramos. Ayer volví a nuestro rincón, y tras media hora allí sentado y con la misma ilusión con la que siempre te he visto, allí apareciste, esta vez sólo sin tus cuatro amigas. No daba crédito a que la vida me volviese a dar otra oportunidad después de que tan solo 3 días antes se parara el tiempo cuando apreté el gatillo y te vi salir corriendo. Pero por algo la vida nos volvió a poner de tú a tú y quiso que esta vez sí te vinieras a casa después de acariciar el gatillo y ver con todo mi respeto como te ganaba la batalla.

Para mí eres muy especial ya no solo por tu trofeo sino por todos los momentos que hemos pasado juntos. Trofeo raro y único que todo apasionado del duende quisiera tener. Esta vez me tocó a mí pero solo deseo de corazón que alguna vez la vida a los que no hayáis tenido suerte de haceros con animales así, os brinde estos momentos y estos trofeos únicos.

Cuanto me acordé ayer de mi amiga Laura Ochaíta cuando se emocionó hace unos días tras abatir un corzo precioso. Algo parecido sentí yo también tras el abrazo de un buen amigo cuando llegamos donde estaba el animal.

Momentos mágicos que me acordaré toda mi vida cuando te vea en casa junto con los demás de tu especie.

Gracias al destino por brindarme esta oportunidad.

Caza un viejo corzo con la cuerna retorcida hacia dentro

corzo

El cazador Salvador Casas Azor también abatió, el pasado sábado 8 de abril, un viejo corzo con la cuerna retorcida hacia dentro y hacia atrás. Todo un portento de trofeo cuyo lance se llevó a cabo en un coto de la provincia de Burgos y que el cazador ha detallado a la redacción de Jara y Sedal.