fbpx

Caza un corzo e inmediatamente después le pide matrimonio a su novia

Un cazador abate un enorme corzo y, acto seguido, le pide matrimonio a su novia, aceptando ésta el envite y finalizando así una doblemente exitosa jornada cinegética.

Aunque en ocasiones los cazadores busquen la soledad del monte con el objetivo de evadirse, las vacaciones de humanidad de las que hablaba Ortega y Gasset, lo cierto es que un buen día de caza se disfruta mejor en pareja. Y mucho más si a ésta le apasiona la caza y la tiene como forma de vida, caso de la historia que narramos a continuación.

La conocida cazadora estadounidense Kristy Titus, que es célebre en las redes sociales por protagonizar la serie ‘Pursue the Wild‘, compartió hace unas horas a través de sus redes sociales el emocionante momento vivido después de que su novio, el orgánico conocido como JR Hunting, le pidiese matrimonio tras abatir un corzo.

«Este fin de semana me pidió que fuera su mejor amigo y compañero de aventuras para siempre. Fue perfecto. Solo nosotros. Haciendo exactamente lo que amamos. La aventura de la vida para nosotros apenas comienza. Estoy tan agradecida todos los días por este hombre y por su amor», confesaba a través de Facebook la cazadora mostrando el corzo abatido.

Los cientos de comentarios y felicitaciones no se hicieron esperar por parte de los cazadores, que inundaron la red social de esta joven de mensajes de enhorabuena por la decisión que ambos han tomado. Y es que la caza en pareja es mucho más apasionante.

Más cazadores cazados

No olvidamos otros casos similares publicados por Jara y Sedal en años anteriores, como el de esta pareja, que disfrutaba de una buena jornada de tiro con arco preparativa a un día de caza. En ella el novio, tras acertar con el ciervo simulado que tiene delante, no dudó en ‘hincar rodilla’ cuando consiguió el logro y pedirle matrimonio a su novia.

https://www.facebook.com/watch/?v=738245669966629&t=0

También recordamos otro vídeo en el que, tras un arduo día tras los ciervos y corzos, la jornada resultó exitosa para otra pareja de novios. No obstante, él sabía que lo mejor estaba por llegar. Junto a la captura del día, un bonito ciervo previamente colocado para una buena foto de recuerdo, la pareja se agachó para que su amigo los inmortalizase. 

Cuando ambos se encontraban al lado del ciervo, el hombre pidió a la mujer que se levante y le entrega una navaja. Ella al verla se pone nerviosa y comienza a llorar; este sentimiento se acrecienta cuando ve una inscripción impresa sobre la hoja del cuchillo. Por último, las lágrimas dan paso a un sentido abrazo entre los prometidos delante del amigo que no para de grabar. Este es el vídeo:

https://www.facebook.com/watch/?v=556943995652&t=5

Deja una respuesta