fbpx

Caza un corzo con una antigua fractura craneal y una cuerna fuera de lo normal en Guadalajara

Este cazador abatió un extraño corzo con una rara cuerna de cuatro puntas este domingo en la provincia de Guadalajara que, además, tenía el cráneo roto probablemente de un antiguo golpe.

El corzo.
El corzo.

El cazador Francisco Fernández, natural de Madrid, ha logrado abatir este domingo, 3 de julio, uno de los corzos más extraños de toda la temporada en un coto ubicado en la provincia de Guadalajara. El animal poseía una de las cuernas con dos puntas y una tercera de pequeño tamaño. Además, la segunda defensa estaba deforme, teniendo en ésta cinco puntas.

«Tengo un don para los corzos extraños», comienza relatando este cazador a la redacción de Jara y Sedal, ya que hace cuatro temporadas logró hacerse, también en esta provincia, con un corzo peluca unicornio. En este caso, este corzo lo vio el pasado sábado por la tarde, sobre las 18:30 horas. «Ya lo tenía visto de otra vez, pero no lo pude valorar. El sábado estuve recechando esa zona, pero no pude tirarle porque se metió al monte enseguida», recuerda el cazador.

Un disparo en el codillo a 120 metros

El trofeo del corzo. © F. F.

El domingo por la mañana fue temprano a recechar, ya que tenía otro corzo visto «que probablemente podrá ser medalla de oro». «Paramos el coche -le acompañaba su novia y uno de sus primos-, nos pusimos a andar con el aire de cara y, a unos 700 metros del lugar, vimos que estaba comiendo en un pasto verde, en una zona de bastante humedad, por lo que comenzamos a andar sigilosamente hacia él». El cérvido estaba con dos hembras.

Consiguieron colocarse a 120 metros de la pieza y, en ese instante, el cazador decidió disparar en el codillo con su rifle Haenel y munición Hornady Hunter Precision de 200 grains, cayendo al instante.

Tiene el cráneo roto

Otra imagen del cazador con el corzo. © F. F.

Al ir a cobrar la pieza, se encontraron con la sorpresa: «En una de las cuernas tiene dos puntas y una muy pequeña y, en la otra -la deforme-, posee cinco», Además, también tiene un problema en el cráneo: «Se tuvo que dar un golpe de pequeño, porque lo tiene roto, y le ha soldado con el tiempo, pero lo tiene deforme». Sin duda un ejemplar único que inmortalizarán las manos expertas de Taxidermia Technohueso.

YouTube video

La mejor historia de corzos de esta temporada conseguirá un monocular térmico valorado en más de 2.000 euros

sorteo Burris H50 historia corzo

¿Has cazado ya algún corzo destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico monocular térmico Burris H50.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza de corzos, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.