fbpx

Caza un corzo con una descomunal cuerna de 28 centímetros de longitud

El cazador había recechado durante varios días una zona donde tenía controlado un corzo con una descomunal cuerna. Así fue el lance.

Javier Fernandez-Caballero

El cazador turolense Pablo Solsona Castillo, de 37 años de edad, tuvo la suerte de abatir en el coto social de su municipio, en la provincia de Teruel, un corzo con una descomunal cuerna de 28 centímetros de longitud. Solsona ha narrado a Jara y Sedal todos los detalles de un lance que no olvidará jamás tras un cérvido que había perseguido durante las últimas semanas, ya que era un animal «muy esquivo» y que «se dejaba poco ver» por el coto.

Fue su primo Alberto Campos el que había localizado este animal en el coto, pero él ya había gastado todos sus precintos. Fue entonces cuando Pablo se puso manos a la obra en la búsqueda de este peculiar corzo con una cuerna tan valiosa.

«Mi primo me contó que salía un macho precioso en uno de los bancales y me tocó ir unas cuantas tardes hasta que logré dar con él», nos cuenta el afortunado cazador. «Es un lugar que sólo se puede controlar desde una loma, pero siempre que iba soplaba el aire y el corzo no salía. Una tarde, por fin, cambió el aire… y también mi suerte».

Aquel atardecer, armado con su rifle Blaser R93 en calibre .30-06, Solsona consiguió meter al corzo en su visor. «Apunté a la zona del codillo para tratar de aprovechar toda la carne», nos cuenta. El animal cayó en el sitio. Al llegar a cobrarlo descubrió sus seis puntas y la extraordinaria longitud de sus cuernas: ¡28 centímetros! Un de trofeo que este cazador turolense jamás olvidará.

El extraño corzo abatido, también, en Teruel

Le invitan a los corzos y caza uno de los más raros de la temporada en Teruel
El cazador Arcadio Fernández con el peculiar corzo. / A.F.

El cazador zamorano Arcadio Fernández, natural de la localidad de Benavente, abatió el pasado sábado 11 de julio durante una jornada de rececho en un coto social de la provincia de Teruel uno de los corzos más raros e impactantes de esta inusual temporada.

Las imágenes, que corrieron como la pólvora por los móviles de los cazadores, han armado toda una ‘revolución’ por su rareza, ya que el corzo cuenta con una cuerna derecha con dos puntas verticales que recuerdan al trofeo de un ciervo de cola blanca. Sin duda, un macho único que además Arcadio consiguió tras un lance entre amigos. Te lo contamos en este enlace.