fbpx

Cazan en Galicia una becacina con una malformación en su pata

Este cazador gallego se hizo este domingo, 19 de diciembre, con una rara becacina que contaba con una malformación en su pata.

becacina
La becacina abatida por el cazador gallego. © J. M.

Hay capturas que realmente llaman la atención a lo largo de una temporada, como la conseguida durante el pasado fin de semana por el cazador gallego Juan Manuel Pedrosa Valenzuela, oriundo de La Coruña. Pedrosa abatió, durante una jornada de caza menor en su coto social, una becacina con una de sus patas atrofiada. Ahora, el cazador ha narrado a Jara y Sedal cómo se hizo con el animal, del que no advirtió la extrañeza hasta que lo sostuvo entre sus manos después del lance.

Pedrosa se encontraba este domingo 19 de diciembre cazando junto a sus perros -un drahthaar y un cruce de esta raza y braco alemán- a una pradera cuando, de repente, se levantaron varias becacinas y disparó sobre la que salió más cerca. Tras el disparo, el perro de Juan Manuel cobró el ave y fue ya cuando la tenía entre sus manos cuando advirtió la rareza de sus patas.

Otra imagen de la becacina abatida por el cazador gallego. © J. M.

Sobre la causa por la que podría contar con esa malformación, el cazador explica que «podría ser de un antiguo traumatismo con algún vallado, pero quién sabe…». Además añade que no es el único animal extraño que ha cazado.

A finales de la pasada temporada 2019-2020, este cazador gallego también tuvo la oportunidad de hacerse con otro ejemplar raro de becacina, en este caso con el pico torcido. Tal extrañeza le provocó al cazador que incluso se decidió a naturalizar el ave en una vitrina que guarda en el salón de su casa.

Una becada con las puntas de las alas blancas

Cazan una extraña becada con las puntas de las alas blancas
El cazador muestra la becada de alas blancas. © YouTube

Un vídeo en el que un cazador muestra la becada que acaba de cobrar su perro y que tiene la punta de las alas blancas dio hace unos meses mucho que hablar entre los aficionados a la caza de esta especie. El hombre, que aseguraba llevar tiempo detrás de un ejemplar de este tipo, muestra la insólita captura mientras su compañero la graba: «Qué curioso, las puntas solo», comenta el cámara.