fbpx

La caza demuestra que es segura en Andalucía: Sanidad no registra ni un solo contagio por Covid19

El cumplimiento las normas sanitarias por parte de cazadores y sociedades de cazadores hace que a día de hoy no consten brotes vinculados a la caza en Andalucía.

Jara y Sedal

Por FAC

La caza encara la recta final del periodo general en Andalucía revelándose como una actividad segura frente a la Covid-19 a juzgar por la nula incidencia de brotes y contagios vinculados a la actividad cinegética en nuestra comunidad.

Precisamente, la Federación Andaluza de Caza no tiene a día de hoy constancia de brotes vinculados a la caza ni denuncias o sanciones relacionadas con el incumplimiento de las normas y medidas sanitarias establecidas para los cazadores y sociedades de caza en nuestra comunidad.

El carácter individual, especialmente en la caza menor, de una actividad que se practica al aire libre con la única compañía de un perro, ave de cetrería o reclamo y el compromiso de todos los cazadores andaluces y sociedades con estricto cumplimiento de normas higiénico-sanitarias son las claves que revelan a la caza como una actividad segura frente a la Covid-19.

En este sentido, la Federación Andaluza de Caza vuelve a recordar a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que, frente a posibles nuevas restricciones y confinamientos, la actividad cinegética es una actividad totalmente compatible con la actual situación sanitaria y con todas las medidas y recomendaciones para evitar los contagios, especialmente en el caso de las modalidades de caza menor en puesto fijo (perdiz con reclamo, acuáticas y zorzal en puesto fijo).

Ante esta situación, que afectaría especialmente a los más de 30.000 andaluces que en estos días comienzan el periodo hábil de Perdiz con Reclamo, la Federación Andaluza de Caza trabaja desde el pasado 29 diciembre en dos propuestas complementarias para garantizar la caza en nuestra comunidad: la primera dirigida a autorizar la caza en los municipios, algo que no está aún garantizado, y la segunda encaminada a autorizar, de manera excepcional, la movilidad para la caza menor en puesto fijo dado su carácter individual y, sobre todo, que se trata de una actividad al aire libre y que ya ha demostrado su responsabilidad frente a esta crisis sanitaria.