fbpx

Un braco de Weimar y este pequeño cazador protagonizan un gracioso 'lance' a un mirlo en un parque de Ávila

Este pequeño abulense protagoniza un genial 'lance' a un mirlo con su escopeta de juguete en un parque de Ávila tras una muestra de su braco de Weimar.

braco weimar muestra mirlo niño caza
Un instante del lance. © M. D.

Publicado: 16 de junio de 2022 por Carlos Vignau / Actualizado el: 2022/06/16 – 13:51

El pequeño Lucas Sánchez del Dedo, un niño abulense de cuatro años de edad que vive la actividad cinegética desde que prácticamente nació, ha protagonizado un genial vídeo en un parque de Ávila capital en el que, con la ayuda de su braco de Weimar en muestra, ha logrado ‘cazar’ con su escopeta de juguete a un mirlo.

Su madre, Montse del Dedo -una activa cazadora en redes sociales y una de esas jóvenes que ingresó en el mundo de la caza sin haber tenido un referente cazador en su casa, que lo encontró gracias al padre de su pareja-, ha enviado a la redacción de Jara y Sedal las entrañables imágenes. Además, ha explicado la historia del pequeño, que vive con pasión el mundo de la caza cada fin de semana.

«Yo empecé a cazar con mi suegro en una familia en la que todos son cazadores y viven con gran pasión este mundo; en casa es normal y habitual hablar de ella y tenerla presente en el día a día», expone la madre del pequeño Lucas. «Mi hijo hace lo que ve en casa, y si vamos de paseo, se lleva el rifle y la escopeta de juguete», añade su madre.

En este caso, para ir a dar un paseo eligió la escopeta y, aprovechando que el can hizo la muestra en el parque, decidió encararla: «Le hice varias fotos que son muy graciosas», explica Del Dedo a este medio. «Incluso decía que le había dado, y yo le decía que no, que solamente le había alicortado», narra entre risas a Jara y Sedal Montse.

YouTube video

Más anécdotas relacionadas con el mundo cinegético del pequeño Lucas

Safari improvisado en el domicilio. © M. D.

Por otro lado, Del Dedo expone otra anécdota acaecida también hace unos meses por el pequeño Lucas en el colegio: «Estaban haciendo la fila y era la semana de la Paz. Lucas estaba sentado con una escopetilla de juguete, y en ese momento apuntó a la paloma, y le cayó una bronca por parte de la profesora que incluso le castigaron. Y cuando salió del colegio me dijo que por qué le habían dicho eso», recuerda también con una sonrisa su madre.

Asimismo, Montse también recuerda otras partes aciagas que ha sufrido en redes sociales, en las que ha compartido imágenes del pequeño y ha sufrido el ataque de los animalistas, que incluso le han deseado lo peor.