fbpx

Esta joven pesca su primer black bass (de 3,2 kilos) en Guadalajara: «Ni me lo creía»

Esta joven narra cómo el pasado jueves logro pescar el primer black bass de su vida, un animal que arrojó 3 kilos y 200 gramos en la báscula y que capturó en el embalse guadalajareño de Entrepeñas.

black bass
Cristina Valero, con el enorme black bass. © C. V.

Todo pescador no olvida cuál fue la primera picada de su vida y mucho más de su especie favorita. En el caso del black bass, un pez tan apreciado por los pescadores de nuestro país, una picada de este depredador por vez primera a tu señuelo es difícil de olvidar. Al menos, así será para la joven pescadora alcarreña Cris Valero, natural de la localidad de El Olivar, que el pasado jueves 24 de junio pescó un black bass de 3,2 kilos de peso y, además, era el primero que sacaba en su vida.

Esta joven, que se aficionó a la pesca el pasado año, salió el jueves al embalse guadalajareño de Entrepeñas junto a su pareja: «Estuvimos toda la tarde y no picó nada. Cuando recogíamos, me dije a mí misma: ‘Dos lances y nos vamos’». En uno de ellos, le picó este ‘monstruo’.

Así fue la espectacular picada de este black bass

Cristina Valero detalla cómo fue la impactante picada de este black bass a última hora del día: «Nos acercamos a esta zona sin hacer ruido, despacio. Yo le había puesto un paseante, un señuelo que me gusta colocarlo al final del día. En el primer lance, recogí y no cayó nada. En el segundo, nada más quedar el señuelo en el agua, tuve una picada espectacular. El black bass saltó del agua, lo cogió y me pilló totalmente desprevenida. De hecho, estaba en una zona empinada y me resbalé incluso hacia abajo. Cuando asimilé lo que me estaba pasando, encaré la lucha, llamé a mi novio y saqué a la pieza, que ofreció una gran batalla», relata aún emocionada la pescadora alcarreña.

En ese momento, Cristina estaba «concentrada en sacarlo, no decía nada y recogía» meramente. El bass «se llevaba hilo, se iba hacia todos los lados… nunca había experimentado algo similar», confiesa la joven.

«Ni me creía lo que estaba viendo; me quedé muda»

El señuelo utilizado. © C. V.

Tras ello, lo trajo a la orilla y se quedó «muda». «Me temblaba todo el cuerpo. Mi novio no hacía más que decir que lo que acababa de sacar era increíble», recuerda

Tras sacarlo del agua y ponerlo en la báscula, el peso era aún más impactante: 3 kilos y 200 gramos. «Ni me lo creía», recuerda Valero. «Era un bass súper gordo, y la boca era enorme», concluye su relato esta joven que también es cazadora.

Black bass: 10 monstruos pescados en pantanos españoles

basses

Aunque el black bass no es un pez que acostumbra a pesar muchos kilos, en primavera -época de gran actividad para este animal- se han conseguido en España grandes capturas. Estas son algunas de las que nos han enviado nuestros seguidores, ¿sabes qué Comunidad Autónoma es la que mejores ejemplares ha dado? ¡Adivínalo!