fbpx

El Gobierno colocará al frente de Protección Animal a un animalista partidario de «prohibir la caza con perros»

Jara y Sedal

Sergio García Torres es una de las caras más conocidas y polémicas de la facción animalista de Podemos. Vegano, anticaza y antitaurino, asumirá el primer alto cargo del Gobierno en materia animalista, la Dirección General de Protección Animal que depende de la vicepresidencia de Pablo Iglesias.

Sergio García Torres estará al frente de la Dirección General de Protección Animal, según ha adelantado eldiario.es /Youtube

17/1/2020 | Redacción JyS

Es vegano, animalista, antitaurino y anticaza. Por eso, en una entrevista concedida a Madridiario en 2018 aseguró que si Podemos llegara al Gobierno, impulsaría «la prohibición de perros en la caza, como ocurre en el 95 por ciento de los países de Europa». A pesar de que esa afirmación es falsa –los perros no se prohíben para cazar en Europa–, Sergio García Torres nunca ha ocultado su animadversión hacia la actividad cinegética. Incluso llegó a asegurar hace unos meses en un comentario de Facebook que la caza «hubiera sido fácil de parar al menos en la Comunidad de Madrid, si no hubiera gobernado la derecha».

Partidario de aumentar la edad mínima para cazar, imponer restricciones, endurecer el reglamento de armas, Sergio García Torres asegura que «Los cazadores se creen los defensores del medio ambiente y los que controlan las especies pero han sido ellos los que han alterado el 90 por ciento de los espacios naturales». Ahora, según ha adelantadao eldiario.es, este anticaza pasará a ser el primer director general de Protección Animal del Gobierno, un cargo que depende de la Vicepresidencia de Pablo Iglesias.

https://twitter.com/SergioGaTorres/status/1092492193691062272
Informe plagado de información errónea y sesgada sobre la caza y difundido por Sergio Torres. /Twitter

Sergio García Torres, anticaza y antitaurino

García Torres no solo es un animalista declaradamente anticaza –sus redes sociales están llenas de mensajes que atacan al colectivo cinegético y niegan su papel clave en la España vaciada–. Acabar con la tauromaquia es su otra gran batalla. Poner fin a las subvenciones destinadas a espectáculos o escuelas taurinas es otra de sus medidas estrella. Como se puede ver en el siguiente vídeo, su programa animalista incluye otras cuestiones que ahora podría llevar a cabo desde la Dirección General de Protección Animal.

Aunque aún no están claras sus competencias –intentan acaparar cuestiones que ya están siendo reguladas por otros Ministerios–, su principal labor será la de promover una Ley de Protección Animal. Otra de las incógnitas es saber si cumplirá con la promesa electoral de Podemos de endurecer el Código Penal para considerar el maltrato a los animales salvajes, lo que podría suponer el principio del fin de la caza y la pesca en España.