fbpx

La Asociación Nacional del Rifle se declara en bancarrota para mudarse a Texas y reestructurarse

La entidad pretende reestructurarse para salir de lo que califica como «un entorno político y regulatorio corrupto en Nueva York».

La Asociación Nacional del Rifle, una de las entidades asociativas más poderosas de todo el mundo, se declaró a finales de la pasada semana en bancarrota en Nueva York en un esfuerzo por reestructurar la organización y mudarse a Texas, según ha hecho público a través de su página web.  

La petición judicial afirma que pretende reestructurar la entidad para salir de lo que califica como «un entorno político y regulatorio corrupto en Nueva York», donde está registrada. Según el lobby, la petición no supondrá cambios inmediatos en sus operaciones o personal, y continuará defendiendo «actividades contra la Segunda Enmienda» -que garantiza en la Constitución estadounidense el derecho a poseer y portar armas con las que defenderse- a través de cursos para aprender a usar las armas por todo Estados Unidos.

La entidad ha ejercido durante las últimas décadas una fuerte presión entre los legisladores, sobre todo republicanos, para frenar cualquier intento de limitar la libre compra de cualquier tipo de armas en EEUU.

«Este plan estratégico representa un camino hacia la oportunidad, el crecimiento y el progreso», dice Wayne LaPierre, CEO y EVP de la Asociación Nacional del Rifle, en declaraciones al medio American Military News. «Obviamente, una parte importante de este plan es ‘deshacerse de Nueva York’. La NRA está buscando reincorporarse en un estado que valora las contribuciones de la NRA, celebra a nuestros miembros respetuosos de la ley y se unirá a nosotros como socio en la defensa de la libertad constitucional. Este es un momento de transformación en la historia de la NRA».

Así pidió la fiscal de Nueva York disolver la Asociación Nacional del Rifle

La fiscal de Nueva York pide disolver la Asociación Nacional del Rifle
Charlton Heston, conocido actor y ex presidente de la NRA, durante un mitin en 2002. / AP Jim Cole

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, presentó el pasado mes de agosto una demanda que pedía disolver la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) y acusó a varios de sus dirigentes de desviar millones de dólares para uso personal. Así lo contamos.