fbpx

Nace ASERCIN, una asociación que adiestra a perros de rastro para caza de forma online y gratuita

Esta asociación de 160 miembros actualmente tiene el objetivo del adiestramiento de perros de rastro de forma online y gratuita y el rastreo de piezas de caza heridas en todo el país para aprovechar su carne.

Un teckel adiestrado por ASERCIN con un corzo.
Un teckel adiestrado por ASERCIN con un corzo. ©ASERCIN

La Asociación de Recuperaciones Cinegéticas ASERCIN acaba de ver la luz. Su objetivo es adiestrar perros de rastro de forma online y totalmente gratuita, además rastrear piezas de caza heridas en todo el país para aprovechar su carne. Este colectivo está formado por 160 socios de todo el territorio nacional y, según los últimos datos facilitados a Jara y Sedal, han cerrado el mes de mayo con 221 cobros de piezas de cazadores que les han pedido ayuda por todo el país, principalmente en Andalucía y Castilla-La Mancha.

Ernesto Álvarez de la Torre, natural de Albalate de Zorita (Guadalajara) pero que vive en Madrid y que era un antiguo miembro de AEPES -fue vicepresidente y director técnico, además de delegado territorial de Castilla-La Mancha-, está a la cabeza de este nuevo proyecto.

Ernesto Álvarez de la Torre, presidente de ASERDIN con Diego Lorenzo, presidente de AERDEP.
Ernesto Álvarez de la Torre, presidente de ASERCIN con Diego Lorenzo, presidente de AERDEP.

Más de 200 perros en formación en la actualidad

Ernesto cuenta a Jara y Sedal que mientras estuvo en AEPES fue ayudando a personas a preparar a sus perros de forma online, y tras su salida siguió atendiéndolos: «Cuando entró la nueva directiva en AEPES no compartía con ellos su visión de la asociación, por lo que me fui tras once años. En ese momento se me planteó qué hacer con los 20 perros que estaba entrenando en ese momento, y monté la escuela de rastreo online», explica Álvarez, que cuenta con titulación. «Mi único interés es que la gente entrene perros de forma gratuita y que no dejen piezas de caza perdidas en el campo», explica sobre los objetivos de ASERCIN.

«Comencé a coger nuevos perros, a entrenar equipos de rastreo… algo que hago de forma altruista, ya que no cobro nada a nadie por ello», expone Álvarez, que es maestro culinario de profesión y lo compagina con esta afición. «Actualmente tenemos más de 200 perros en formación, algo que se dice pronto, pero que es muy trabajoso. A raíz de ahí, me han pedido tareas importantes, como que ofrezca unas charlas sobre el tema del olfato canino la Asociación Española de Rastreo Deportiva», expone.

Otra pieza encontrada. © ASERCIN

¿Cómo nace la vocación por los perros de caza de Ernesto?

La vocación por los perros de caza de Ernesto Álvarez nació de una forma peculiar, ya que surgió debido a un accidente de un can en una carretera alcarreña. «Venía de pescar con mi mujer, y en la carretera de Sacedón vi cómo lo atropellaban. Lo recogí y lo llevé al veterinario. Tenía la cadera rota, un testículo y varias patas dañadas… invertí mi tiempo y mi dinero en recuperarlo. Una vez sano, encontré al dueño, y lo primero que le pedí fue la denuncia de desaparición. La tenía, y me pagó todos los daños, contándome que todo fue un desafortunado accidente», explica a esta redacción Álvarez.

Corzo cobrado con otro de los perros de ASERCIN.
Corzo cobrado con otro de los perros de ASERCIN.

«Eso fue lo que me hizo querer tener un perro, y por eso me hice socio de AEPES incluso antes de tenerlo. He estado once años en esa asociación, casi siempre en puestos directivos, y a la hora de criar un compañero de aventuras decidí tenerlo en un piso y que me sirviera para rastrear, ya que soy cazador arquero», sigue exponiendo. Ahora tiene a su teckel, Rocko, con el que caza cada fin de semana.

¿Cómo ponerse en contacto con ASERCIN?

Álvarez explica que la web actualmente está en formación, pero creen que la tendrán lista este mismo mes. De momento la gente puede entrar en contacto con nosotros a través de los perfiles de Facebook y de Instagram, tanto de Escuela de rastreo On-line como de ASERCIN, explica.

Un perro de rastro, con una pieza encontrada. © ASERCIN
Un perro de rastro, con una pieza encontrada. © ASERCIN