fbpx

Apaval logra que el cesto malla se plantee como alternativa al parany tradicional para cazar zorzales

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitad Valenciana (TSJCV) ha dado luz verde a las pruebas para evaluar el cesto malla como alternativa al parany, el método tradicional de captura de zorzales con liga.

Edu Pompa

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitad Valenciana (TSJCV) ha ratificado la sentencia emitida el pasado 26 de junio que daba la razón al colectivo de paranyers de Castellón y que permitía llevar a cabo las pruebas para la evaluación de la implantación del método del cesto malla como alternativa a la forma de caza tradicional, declarada ilegal con anterioridad.

«La sentencia permitirá que por fin el cesto vaya al campo», afirmó ayer el presidente de la Asociación de Paranyers Apaval, Miguel Ángel Bayarri, en declaraciones a El Periódico Mediterráneo. Bayarri mostró su «satisfacción» por la resolución judicial que levanta el veto impuesto hace años por parte de la Conselleria de Agricultura al considerar que la decisión de la administración «es contraria a derecho» y no se encuentra «fundada en las pruebas necesarias al efecto».

Tres años de lucha de Apaval

El inicio del conflicto se remonta a 2017, cuando se procedió a realizar la primera solicitud al Gobierno autonómico para llevar a cabo los pertinentes ensayos de esta metodología de caza, caracterizada por no dar muerte al animal, pero que mantiene la tradición de la actividad cinegética.

Ahora Apaval procederá a concretar con la Conselleria el calendario para ejecutar los test técnicos en base a los términos que recoge el fallo y que tratarán de certificar aspectos como su selectividad, no masividad o el impacto real sobre el bienestar animal.