Aparecen las cabezas de otros 15 corzos furtiveados por su carne en Segovia

Comparte con tus amigos










Enviar

Jara y Sedal saca a la luz un nuevo vídeo grabado por una mujer en Segovia en el que se muestran los restos de 15 corzos que habrían sido furtiveados para comercializar su carne. La autora de la filmación denuncia que avisó a la Guardia Civil para alertar del caso, pero que no la tomaron en serio: «dijeron que mandarían una patrulla, pero ni me cogieron los datos».

3/12/2019 | Redacción JyS

Una de las cabezas encontradas junto a un montón de patas. / N.E.

Natividad Escudero, una vecina de Segovia que salió a pasear junto a su pareja y su perro el pasado 1 de noviembre a un pinar de la cercana localidad de Veganzones, se encontraba con una desagradable imagen que aún no ha podido borrar de su cabeza: «había 15 cabezas de animales y un montón de patas, era horroroso».

Aunque en un primer momento su perro encontró solo una, se les hizo raro que si hubiera sido de un cazador la hubiera dejado tirada en el monte y tan cerca de la carretera que cruza el río Cega. «Dimos un paseo por el pinar y después encontramos otra. No sabíamos lo que era. No somos cazadores», nos cuenta Nati asegurando que pensaron en un primer momento que eran zorros o cabras.

«Poco más adelante el perro tiró y lo seguí. Justo al lado de la carretera vieja. Comencé a ver cabezas y conté hasta 15», relata sobre el momento en que llegó al sitio donde encontró también amontonadas decenas de patas de corzo.

La autora de las imágenes alertó a la Guardia Civil

Nati en un primer momento lo denunció a través de las redes sociales, pero un usuario de Facebook le dijo que llamara al 062. «Llamé primero al cuartel, pero no me cogieron el teléfono. Después llamé ese teléfono y se lo comenté, pero no me preguntaron nombre ni documentación ni nada de nada. Les conté lo que había visto y me dijeron que ya mandarían una patrulla».

Aunque la autora del vídeo desconoce si los agentes acudieron, lo cierto es que no es la primera vez que ocurre algo parecido en la zona. El pasado sábado Jara y Sedal se hacía eco de otro vídeo filmado en Aldealengua de Pedraza -a unos 38 kilómetros de Veganzones- que mostraba las cabezas y las patas de once corzos en otro coto que podría haber sido esquilmado para vender la carne de los animales.

Según expertos consultados por Jara y Sedalla forma de cortar las cabezas que aparecen en el vídeo de Aldealengua coincide con la que realizan los carniceros profesionales cuando preparan las canales de los animales para pasar a la cadena de consumo, y se aleja mucho del típico corte que suelen dar los furtivos habituales para los que, precisamente, el trofeo es lo único que les importa. Por este motivo, todo parece indicar que esa masacre -al igual que la de Veganzones- haya sido realizada para comercializar su carne.

Este es el vídeo que Natividad Escudero ha enviado a la redacción de Jara y Sedal para denunciar una vez más el caso y alertar a los cazadores de la zona para que extremen la vigilancia.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here