fbpx

Animalistas roban dos cerdos en Cataluña, los llevan a Suiza y propagan una enfermedad que también amenaza a los jabalíes

Edu Pompa

La propagación de la enfermedad de la oreja azul podría llevar a la matanza de «miles» de cerdos y causar «graves consecuencias económicas» para la economía rural. Los jabalíes, además, también pueden contagiarse.

animalistas cerdos
Un animalista coge una cría de cerdo en una granja. / Facebook

Querían «salvarlos» del «infierno» de la granja en la que se encontraban en Cataluña y se los llevaron lejos. Pero no solo no evitaron sus muertes, sino que además han provocado muchas más y existe el riesgo de que hayan desatado una epidemia.

Es la cara b de las mediáticas incursiones animalistas para robar cerdos en las granjas catalanas. Algo que desde el animalismo se define como «activismo por los animales» y algunos medios de comunicación tratan incluso como heróico, pero cuyas consecuencias pueden ser devastadoras para la fauna y la población rural.

Enviados desde Cataluña por animalistas

El ejemplo más claro lo encontramos en dos cerdos que se encontraban en Val-de-Ruz, en el cantón de Neuchetel (Suiza). Afectados por el síndrome disgenésico y respiratorio porcino (SDRP), han sido sacrificados para prevenir la transmisión de la enfermedad, que pone en riesgo la producción de porcino del país y también puede afectar a los jabalíes. Los dos animales llegaron a Suiza procedentes de una granja de Cataluña después de que un animalista se los llevara «para salvarlos», tal y como recoge Arcinfo.

Las autoridades del país centroeuropeo han puesto bajo vigilancia cinco granjas de porcino -con cerca de 850 cerdos en total- en un radio de cinco kilómetros alrededor del lugar donde se encontraban los animales llegados de España. Aunque por el momento no se han notificado nuevos casos que demuestren que la enfermedad haya comenzado a propagarse, dijo el miércoles uno de los veterinarios que trabajan en el caso.

Además, van a analizar los jabalíes cazados en la zona durante todo 2020 para comprobar si la enfermedad ha saltado a las poblaciones silvestres.

Los animales llegaron desde España: un animalista los robó

Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía de Neuchetel y el Servicio de Consumo y Asuntos Veterinarios (SCAV) hicieron posible determinar cómo llegó la enfermedad a Suiza: un animalista explicó en que los había robado de una gran granja en Cataluña «para salvarlos».

Acompañado por dos amigos, el individuo que los sustrajo de una granja de Cataluña los transportó hasta Suiza, pero no tuvo en cuenta que no solo no iba a salvar su vida, si no que iba a poner en riesgo la de otros miles de cerdos y jabalíes del país, a los que también afecta la enfermedad.

La enfermedad de la oreja azul es muy contagiosa

El síndrome disgenésico y respiratorio porcino (SDRP), también denominado enfermedad de la oreja azul, es una enfermedad muy contagiosa que afecta a los cerdos domésticos. Es causada por un virus clasificado en el género Arterivirus y fue reconocida por primera vez en los Estados Unidos en 1987.

«Arruinan todos los esfuerzos realizados durante años en Suiza para preservar la salud de nuestros animales», afirman por último desde las autoridades del cantón de Neuchetel refiriéndose a las acciones de este tipo de activistas que creen que salvan animales pero lo que hacen realmente es poner en riesgo la de miles de ellos.

El siguiente vídeo, compartido desde un perfil de Facebook de una página animalista, muestra una de las «liberaciones» de cerdos –como ellos lo denominan– realizadas en Cataluña.

Un centenar de animalistas invaden un matadero y se llevan 7 cerdos en Gerona

Un centenar de animalistas irrumpía hace unos meses, de madrugada, en las instalaciones del matadero de Riudellots, en Gerona. Según informaba Antena 3 llevaban pancartas en las que pedían que se detuviese el sacrificio de animales. Un trabajador de la empresa relataba los hechos para el citado medio: «Han robado siete cerdos, han entrado en las cuadras y se han llevado los siete cerdos en una furgoneta y ya no sabemos nada más». Sucedió en abril de 2019, puedes leer la noticia al completo pinchando en este enlace.

Deja una respuesta