fbpx

Cataluña pone fin a la impunidad de los animalistas que asaltan granjas

La Generalitat inicia el procedimiento para proteger la sanidad animal, evitar el contagio y propagación de enfermedades y garantizar el bienestar de los animales.

30/10/2019 | Redacción JyS

animalistas cataluña
Más de 100 personas en la ocupación de una granja lechera. / Meat The Victims

La Generalitat sancionará las entradas ilegales de personas ajenas en las explotaciones ganaderas para proteger la sanidad animal, evitar el contagio y propagación de enfermedades y garantizar el bienestar de los animales.

El Govern ha aprobado este martes la memoria preliminar previa a la modificación de la Ley 18/2001 de orientación agraria, que le permitirá definir las infracciones relacionadas con la «entrada de personas ajenas no autorizadas» en explotaciones ganaderas y otras instalaciones con riesgo higiénico-sanitario e introducir un régimen sancionador específico en materia de sanidad y bienestar animal.

En Catalunya, durante 2019, grupos de defensa animal han hecho entradas masivas en tres granjas y un matadero para denunciar las condiciones de cría de estos animales, «sin garantizar las medidas de bioseguridad necesarias para evitar la introducción de enfermedades y provocando situaciones de estrés a los animales», según ha constatado la Administración catalana.

Con este nuevo marco normativo, según ha informado la Generalitat, «se quiere dotar a la Administración de herramientas para luchar contra este tipo de conductas, que en muchos casos no es posible sancionar de manera proporcionada, porque en la normativa no hay infracciones tipificadas que describan exactamente estas conductas y el riesgo que suponen para la sanidad y el bienestar de los animales».

Tipificar el delito

Precisamente, con esta modificación quieren definir las infracciones relacionadas con las entradas ilegales a explotaciones ganaderas e instalaciones con riesgos higiénico-sanitarios de forma que queden tipificadas tanto las conductas que producen un perjuicio a la salud y al bienestar de los animales como aquellas que suponen un riesgo para estos bienes protegidos.

De igual manera, se quieren establecer las sanciones concordantes y proporcionales con los perjuicios causados, así como los criterios de graduación en función de determinados supuestos específicos inherentes sólo a estas conductas, como puede ser por ejemplo el hecho de difundir las acciones a través de medios audiovisuales o promover la participación en este tipo de actividades.

La modificación de la ley de Orientación Agraria también permitirá actualizar las sanciones en materia de gestión de las deyecciones ganaderas, incluyendo los nuevos requisitos que recoge el Decreto de deyecciones aprobado el pasado mes de julio.

Deja una respuesta