fbpx

Alemania pagará un millón y medio de euros a los cazadores para controlar la PPA

Con este dinero, la Asociación Estatal de Caza de Sajonia cubrirá los gastos del personal que participa en las batidas de caza, la munición y el resto del material necesario para las jornadas cinegéticas.

Jabalí. © Shutterstock
Jabalí. © Shutterstock

Los casos de Peste Porcina Africana (PPA) en Alemania siguen aumentando. Ya son 3.363 los detectados en jabalíes hallados en los estados de Brandeburgo, Sajonia y Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Por ello, con el fin de controlar la propagación del virus, el Ministerio de Asuntos Sociales de Sajonia está promoviendo nuevas medidas para reducir la población de jabalíes y ha destinado un presupuesto de 1,5 millones de euros a aumentar las cacerías en la zona.  

Con este presupuesto, la Asociación Estatal de Caza de Sajonia cubrirá los gastos del personal que participa en las batidas de caza, la munición y el resto del material necesario para el desarrollo de las jornadas cinegéticas y el acarreamiento de las piezas. El presupuesto será efectivo durante un año y se las medidas se llevarán a cabo exclusivamente en cotos privados de caza.

El secretario de Estado, Sebastian Vogel, explicó el pasado jueves que la única forma de contener la peste porcina y combatirla con éxito es reducir significativamente el alto número de jabalíes de esta forma: «Estamos contentos de haber encontrado un socio extremadamente competente como es la Asociación de Caza del Estado de Sajonia. La población de jabalíes es la fuente de infección más importante para la peste porcina, por eso tenemos que reducirla para combatir la propagación de la enfermedad animal y evitar que se propague a las poblaciones de cerdos domésticos», expresaba.

Recordamos que la PPA se originó en África antes de extenderse a Europa y Asia y ha matado ya a cientos de millones de cerdos en todo el mundo, además de causar cuantiosas pérdidas a los productores ya que los gobiernos bloquean a menudo las importaciones de productos porcinos procedentes de países donde se ha encontrado la enfermedad.