fbpx

Los agricultores sacarán sus tractores a la calle para protestar contra la plaga de conejos en CLM

Un sindicato agrario convoca una tractorada el próximo 23 de marzo en Toledo para protestar para que la Administración tome cartas en el asunto respecto a la plaga de conejos.

conejo y tractores de agricultores
© Shuttersctoc

El sindicato agrario Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha comunicado a la Delegación del Gobierno la convocatoria de una caravana de tractores y coches en Toledo para el próximo día 23 de marzo en la ciudad de Toledo, a la que convoca a todos los agricultores afectados, para solicitar ayudas para la recuperación de los olivares dañados por el temporal ‘Filomena’ y frenar la plaga de conejos que «asola el campo de la región».

En nota de prensa, ha defendido que el temporal de nieve del pasado enero dejó un «paisaje desolador en cerca de 10.000 hectáreas de olivar, concentradas fundamentalmente en la provincia de Toledo». «A los daños por fracturas de los pies y ramas se han sumado los provocados por las heladas que ocasionado la pérdida no solo de la cosecha del año que quedaba por recoger, sino la de las propias plantaciones que en muchos casos no serán recuperables o solo lo serán después de años de trabajo e inversiones», ha alertado.

De igual modo, han alertado de que las pérdidas ya se acumulan a las ocasionadas por los daños de conejos y otra fauna silvestre que asola cultivos herbáceos y también leñosos de olivar, viñedo o almendro.

16 municipios de Castilla-La Mancha se han unido ya para buscar una solución a esta situación de emergencia cinegética 

Los alcaldes de Puebla de Almoradiel -que anunció que pagará durante marzo 1 euro por conejo abatido a los cazadores-, Quintanar de la Orden, Villafranca de los Caballeros, Villanueva de Alcardete, Villa de Don Fadrique, Quero, Villamayor de Santiago, Camuñas, Villacañas, Corral de Almaguer, El Toboso, Miguel Esteban, Santa María de los Llanos, El Romeral,  Mota del Cuervo y los Hinojosos han decidido firmar un documento en el que se explica detalladamente cuáles son los motivos por los que la situación de emergencia cinegética ha empeorado en los últimos meses.

En este documento, dirigido al gobierno regional, solicitan su colaboración para intentar solventar este problema extremadamente dañino para las cosechas y, por tanto, para la economía de estos municipios dedicados en gran parte a la agricultura.

La ampliación de permisos de caza que autoricen la caza con escopeta o perro, la declaración de plaga, primar la reestructuración de viñedo a emparrado en zonas afectadas, el mantenimiento de la declaración de emergencia cinegética, la limpieza de cauces por la Confederación Hidrográfica del Guadiana, o la apertura de restricciones a la movilidad para cazadores que vengan a ayudar a controlar esta plaga, son algunas de las medidas contempladas y que según estos municipios, podrían  aliviar el problema, al margen de las que desde otras instancias se pudieran aportar.

Este es el escrito conjunto presentado ante la Consejería.