fbpx

Caza un gran jabalí de 143 kilos en Granada

Este cazador abate un descomunal macareno de 143 kilos y unas prominentes defensas en su coto social de Granada.

Dos imágenes del jabalí abatido. © J. B.

Lo que le sucedió al cazador granadino José Bueno a mediados del pasado mes de enero en su coto «pasa sólo una vez en la vida», como así ha confesado a Jara y Sedal. Mientras participaba en un gancho entre amigos con su escopeta Beretta A400, consiguió abatir un tremendo jabalí de 143 kilos con unas prominentes defensas que ahora están en poder del taxidermista.

«Todo comenzó muy temprano, cuando íbamos a batir una zona en la que sabíamos que podría haber animales grandes pero nada comparado con el que me salió», comienza explicando el cazador sobre este verraco del coto social de Zafarraya, en la provincia de Granada.

De repente, a media mañana, sintió que debajo de un pino algo se movía: «No iba demasiado bien la jornada, por lo que la esperanza se iba desvaneciendo; no obstante, observé que había algo debajo de un pino y, a los segundos, arrancó un tremendo jabalí. No me creía lo que estaba viendo», relata el cazador.

143 kilos de jabalí

El descomunal macareno, que después dio un peso de 143 kilos, le puso la perfecta a José: «No llevamos rifle en este tipo de ganchos porque no nos lo permiten. Además, al ser una zona rocosa y muy escarpada, no se pueden realizar monterías, por lo que la sociedad tiene autorizada la modalidad de gancho durante toda la temporada de caza mayor y llevamos escopetas porque los disparos son a corta distancia», describe el cazador.

Nada más salir el gran jabalí disparó por primera vez, pero fallo. Inmediatamente repitió y logró acertar a la segunda: «Cuando nos acercamos nos quedamos sorprendidísimos al ver su tamaño y el de sus navajas. Ha sido, sin duda, la alegría del coto este año…», concluye el cazador.

Dan una batida de jabalí en una zona donde creen que no hay nada y les sorprende este monstruo

El jabalí abatido por Óscar Mur en este coto oscense.
El jabalí abatido por Óscar Mur en este coto oscense. © O. M.

Un jabalí dio la sorpresa a una cuadrilla de cazadores el pasado 20 de febrero en Huesca en un coto «en el que no tenían esperanzas», ya que el año anterior había sido todo un éxito y los miembros pensaban que este 2021 habría pocos animales destacados. El afortunado de abatir este macareno con unos imponentes colmillos fue el cazador aragonés Óscar Mur Elvira, que ha narrado a este medio lo acontecido en este coto situado en las cercanías de la localidad de San Felices de Ara (Huesca). Así nos lo ha contado.