fbpx

El Seprona hace una 'espera' a tres presuntos furtivos en Jaén: les esperaba una mujer en un coche

La mujer, al ser interceptada a la salida de un camino por la Guardia Civil, comenzó a hablar muy alto, con el fin de alertar a los presuntos furtivos de la presencia de los agentes.

guardia-civil-furtivos
Un guardia civil observa un todoterreno en una foto de archivo. © Shutterstock
Autor: Edu Pompa
Publicado: 29 de diciembre de 2022 / Actualizado el: 2023/01/26 - 18:56

La Guardia Civil está intensificando los controles y seguimientos de posibles acciones de furtivismo en la provincia de Jaén a efectos de erradicar esta práctica ilícita en la región. En el marco de una de estas actuaciones, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) avistaron a tres sospechosos en el monte y una persona más que esperaba en un coche.

Los agentes localizaron a tres personas vestidas de oscuro y con un arma en mitad del monte

Sucedió en la zona conocida como ‘Cordel de los Cuellos’, en el término municipal de Andújar (Jaén), donde los agentes localizaron un vehículo estacionado ocupado por una persona. Al permanecer a la espera de averiguar los motivos del estacionamiento en el monte, los agentes vieron a tres personas vestidas con ropas oscuras, las cuales aparecieron de entre la maleza, portando un arma y cuernas de ciervo y gamo. De las tres personas detectadas, una de ellas accedió al vehículo, dirigiéndose este al camino de salida de la zona, siendo interceptado por los componentes de Seprona.

Una vez detenido el vehículo, los agentes comprobaron que era conducido por una mujer, la cual comenzó a mantener la conversación con los agentes en tomo muy elevado, con ánimo de alertar a los otros componentes del grupo de la presencia de la Guardia Civil.

En el vehículo, también viajaba un varón, vestido con ropa de camuflaje, el cual había sido visto por los agentes acceder al mismo momentos antes.

Localizaron una cabeza de ciervo y una de gamo escondidas

© Guardia Civil

Al día siguiente en una inspección ocular realizada por los componentes del Seprona en la zona, pudieron localizar a 100 metros de distancia de donde ocurrieron los hechos la noche anterior, una cabeza de ciervo de 12 puntas, otra de gamo y una cuerna colgadas de un árbol, observándose que las mismas se encontraban aún con sangre en sus cortes.

Por todo ello está siendo investigado un vecino de Andújar, de 26 años de edad, como presunto autor de un Delito Contra la Fauna y Flora de furtivismo. Las diligencias instruidas, han sido remitidas al Juzgado de 1a Instancia e Instrucción de Guardia de Andújar, y a la Ilma. Sra. Fiscal Delegada de Medio Ambiente en la Provincia, además de varias denuncias Administrativas, dirigidas a la Delegación Territorial de Medio Ambiente.

Síguenos en