fbpx

Madrid permitirá cazar palomas en el aeropuerto de Barajas a ocho cazadores por la seguridad de los vuelos

La Sociedad de Cazadores de Paracuellos de Jarama está llevando a cabo el control de las palomas en los alrededores del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Avión despegando de aeuropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.
Avión despegando de aeuropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.
Publicado: 20 de junio de 2022 / Actualizado el: 2022/06/20 - 11:49

Los accidentes de aviones con aves -especialmente de gran tamaño como águilas o buitres- son comunes y representan una amenaza importante para la seguridad de las aeronaves, sobre todo en las más pequeñas pudiendo causar un daño estructural significativo. No obstante, aunque las palomas torcaces son de menor tamaño, es necesario controlar sus poblaciones en los alrededores de espacios como el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Por ello, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, por petición de AENA, ha otorgado con carácter excepcional una autorización para ahuyentar y abatir palomas torcaces, «por riesgo para la seguridad de las operaciones aéreas» en este espacio desde el 1 de junio al 15 de septiembre, todos los días y únicamente a ocho cazadores con escopeta.

Por este motivo, y en coordinación con el mencionado aeropuerto, la Sociedad de Cazadores de Paracuellos de Jarama está saliendo a cazar, de forma ocasional, y siempre en días de diario para coincidir lo menos posible posible con viandantes y ciclistas. Lo hace, además, respetando las distancias y zonas de seguridad (caminos, vías pecuarias y por supuesto zonas habitadas).

Por otro lado, el Ayuntamiento de este municipio ha informado que los días 19, 23 y 26 de junio, y 3 de julio se realizará el tradicional descaste de conejo en los cotos de caza del municipio.

Accidentes con aves en aeropuertos

buitre choca avión Madrid
El buitre en morro del avión. © Vozpopuli

El pasado año, este medio informaba de cómo un avión sufrió el impacto de un buitre al aterrizar en el aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas. El ave quedó empotrada en el morro del aparato. A pesar de lo aparatoso de la imagen, el incidente no supuso una merma en la seguridad de la aeronave, pues el ave solo rompió la cúpula de fibra que protege la antena de radar del avión, una cubierta fácilmente sustituible y prescindible. 

Síguenos en