fbpx

Brutal accidente con un ciervo en Cáceres el mismo día que Fedexcaza recuerda la necesidad de cazar en Monfragüe

Jara y Sedal

La imagen de un ciervo en el interior de una furgoneta en una carretera de Cáceres corre como la pólvora por las redes sociales el mismo día que FEDEXCAZA recuerda la necesidad de cazar ciervos para controlar sus poblaciones en Monfragüe en respuesta a las peticiones prohibicionistas de los ecologistas.

14/12/2019 | Redacción JyS

No es la primera vez que vemos una imagen de este tipo, pero no por ello deja de impactar: un ciervo muerto en el interior de la furgoneta que lo ha atropellado. A pesar de que su cuerpo reposa en el lado del conductor, según ha podido saber este medio el conductor no sufrió ningún daño. Javier Álvarez, el usuario que nos ha hecho llegar la imagen, asegura que ha sido tomada en Cañamero, municipio de Cáceres. El accidente recuerda una vez más lo peligroso que puede resultar tener un accidente con una especie cinegética y la importante labor que desarrollan los cazadores con su control cinegético.

El accidente se ha producido el mismo día que la Federación Extremeña de Caza recuerda que la caza es imprescindible en el Parque Nacional de Monfragüe, tanto por razones socioeconómicas como para garantizar la propia sostenibilidad medioambiental del espacio y la seguridad vial de sus vecinos.

Hay que recordar que en los últimos días diversas organizaciones ecologistas exigían la prohibición de cazar en dicho Parque Natural, lo que aumentaría el número de imágenes como la de esta noticia. Por otro lado, Fedexcaza también ha recordado que los datos disponibles revelan que las altas tasas de población de ungulados están poniendo en serio peligro la riqueza vegetal del Parque Nacional. Durante los años 2016 y 2017 se realizó un estudio en Monfragüe sobre la densidad de los ciervos que descubrieron que existe un impacto negativo alto o muy alto sobre el 62’5 % de la superficie del Parque Nacional en la vegetación.

¿Por qué es necesario cazar en Monfragüe?

La proliferación de enfermedades por superpoblación, el aumento de los accidentes de tráfico –como el sucedido hoy– y un sinfín de problemas asociados a una deficiente gestión cinegética, hacen que sea imprescindible cazar en esta zona.

Además, el informe “Parques Nacionales de Monfragüe y Cabañeros: informe sobre la situación socioeconómica”, elaborado en 2018 por profesores de las universidades de Extremadura y Castilla- La Mancha, desvelaba cifras muy preocupantes. Los 14 municipios del entorno del Parque Nacional de Monfragüe (declarado como tal en 2007) han perdido un 2% de su población en los últimos 10 años, a lo que se suma el descenso de la renta familiar disponible en todos los pueblos de la zona y un aumento del 82% del número de parados. En todos los casos, la evolución de estas estadísticas es peor a la registrada en el conjunto de la provincia.

Todos estos datos avalan que a día de hoy la caza sigue siendo una actividad imprescindible en este espacio natural. Tanto por la riqueza y el empleo que aporta como por su valor como herramienta de gestión medioambiental.