fbpx

En 2019 solo se abandonaron 8 galgos según el SEPRONA, la cifra más baja que se recuerda

Las denuncias por abandono de otras razas de perros de caza disminuye un 68%, lo que desmonta un año más la mentira animalista de los 50.000 galgos.

5/3/2020 | RFEC

Galgos
Foto: Shutterstock.

La Real Federación Española de Caza (RFEC) vuelve a denunciar la manipulación de las cifras sobre el abandono de galgos en España realizadas por los animalistas, tras confirmar el último informe del SEPRONA de la Guardia Civil que en el año 2019 se produjeron un total de 8 abandonos de galgos.

El reciente informe oficial del Servicio de Protección de la Naturaleza reduce de 52 los casos de abandono en 2018 a 8 en el año 2019, poniendo al descubierto, otro año más, las mentiras recurrentes de los grupos anticaza y animalistas que achacan a los cazadores un número falso y desorbitado de abandonos “al terminar la temporada de caza”.

Respecto al número de galgos robados, los datos oficiales de 2019 señalan un ligero descenso, contabilizándose un total de 175 perros frente a los 183 galgos robados en el año 2018, que han derivado en la instrucción de 96 procesos penales, lo que corrobora las denuncias que, desde hace más de una década, ha realizado el sector cinegético sobre la existencia de grupos organizados dedicados al robo de perros de la raza galgo español, principales causantes de su abandono y maltrato cuando no pueden vender los ejemplares o se les escapan en el campo.

Muy significativa es, igualmente, la reducción de denuncias por abandono de otros perros de caza, que disminuye de 120 en el año 2018 a 38 ejemplares en 2019. En cuanto a las cifras oficiales de robo de estos perros, aumentan un 50%, pasando de 102 en 2018 a 153 en 2019.

El presidente de la RFEC, Ignacio Valle, ha vuelto a insistir en que los cazadores «somos los primeros en condenar el maltrato y abandono de todo tipo de perros», al tiempo que ha hecho un llamamiento a los medios de comunicación generalistas «para que informen con rigor sobre este tema, basándose en las cifras oficiales del Seprona y no en las invenciones alarmistas de los grupos anticaza, que sólo buscan la criminalización del colectivo cinegético».

Deja una respuesta