fbpx

Historia de una espera muy singular: apunta a un tremendo jabalí, se le olvida cargar el rifle, y…

Eduardo Santero decidió salir el pasado lunes de aguardo nocturno en Cáceres, aunque no tenía muchas esperanzas en que los jabalíes entraran a su comedero debido a que las  bellotas están comenzando a caerse y eso es todo un manjar para los macarenos. Pero ese día la suerte le sonrió…...