6 consejos para preparar tu puesto de espera al jabalí en un árbol

¿Lo compartes?

¿Estás harto de que los cochinos te cojan el aire y estás pensando en colocar tu puesto de espera al jabalí en un árbol? Pues tranquilo porque aquí te contamos algunas de las claves para salir exitoso de la tarea.

15/6/2016 | Redacción JyS

Elige bien la zona

Lo primero será escoger bien el lugar de tu coto donde deseas colocar tu puesto, debes vigilar pasos, encames, comederos, bañas… Una vez hayas centrado tu atención un espacio relativamente reducido deberás escoger bien el árbol al que te subirás. Pero esta elección no es tan fácil como podría parecer a priori, debes tener en cuenta algunos aspectos, no es lo mismo colocarte en un paso que orientarte hacia una siembra o comedero. Si se trata de una siembra debes ser más cuidadoso, un buen macareno no saldrá al claro tan fácilmente, debes ocultarte bien.

Mantén la visibilidad del lugar

Este punto es básico si quieres realizar una espera al jabalí en un árbol con éxito. Debes colocarte a la altura justa para poder taparte pero sin dejar de ver el punto deseado donde el animal comerá, se bañará o por el que, simplemente, pasará. Debes escoger un cruce de ramas –siempre es más seguro que una sola rama- desde donde puedas ver tu alrededor pero el animal no pueda detectarte.

Cúbrete bien

Debes elegir un árbol lo suficientemente frondoso como para no dejarte al descubierto en el momento menos oportuno. Un movimiento en falso sin la suficiente protección de la vegetación y estarás perdido, el ‘rey de la noche’ te detectará y habrá acabado la espera con el tan odioso bufido de alerta. Tan sólo tendrás que quitar de en medio un par de ramas para poder efectuar el tiro con tranquilidad. Debes tener en cuenta que cuanto más alto subas, normalmente estarás más tapado.

Ponte cómodo -pero no demasiado-

Cuando realizas una espera al jabalí en un árbol pasas varias horas subido a él sin apenas moverte, por lo que debes adoptar una posición cómoda. Pero cuidado tampoco puedes relajarte demasiado o te pasarán los cochinos por los pies y ni los verás por estar dormido. Una buena alternativa a sentarte directamente sobre las ramas es fijar un tablón de madera o un palé sobre una horquilla de ramas gruesas y colocarle una manta por encima. También puedes utilizar otros sistemas, como un treestand.

Sé silencioso

Debes ser cuidadoso para no hacer ruido. Para ello será primordial que elimines toda la hojarasca posible del pie del árbol escogido; debes hacerlo los días previos a sentarte para esperar la ansiada compañía. También tendrás que quitar algunas ramas de tu alrededor –siempre sin descubrirte- para que no choquen con el arma al encararte. Y si colocas un tablón o palé, como queda descrito en el punto anterior, asegúrate de que queda bien fijo y no se mueve ni produce ruidos extraños que puedan delatar tu presencia.

Actúa con seguridad

Ante todo debes mantener unas pautas de seguridad, ya que la altura puede jugarte una mala pasada. Por ello es importante que tomes ciertas precauciones. Una de ellas será atarte a la rama más gruesa y central que tengas más cerca con una cuerda o un arnés como este.Por otro lado, debes tener en cuenta la altura a la que te sentirás seguro, ya que no todo el mundo tolera las alturas de la misma forma, y así actuar en consecuencia. Y por último puedes comprar unos peldaños que se montan y desmontan en el momento, así tanto la subida como la bajada serán pan comido.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *