fbpx

Un motorista se mata al chocar contra un jabalí

El hombre de 59 años conducía alrededor de la 1:30 de la mañana del pasado miércoles cuando el jabalí se le cruzó, perdió el control del vehículo y murió en el acto.

Javier Fernandez-Caballero

Un motociclista de 59 años de edad falleció la pasada semana en el área periurbana de Luynes, cerca de Aix en Provence (Francia) después de chocar contra un jabalí de unos 50 kilos de peso.

El hombre conducía alrededor de la 1:30 de la mañana del pasado miércoles cuando el jabalí se le cruzó, perdió el control del vehículo y murió en el acto. Según detalla el medio regional France 3, los oficiales de policía de la Dirección de Seguridad Departamental de Bouches-du-Rhône se personaron en el lugar de los hechos tras el suceso, además de los servicios de emergencia, que no pudieron hacer nada por salvar al hombre.

La misma policía recuerda que los animales se mueven mucho más por la noche que durante el día y más zonas afectadas por sobrepoblación de jabalí.

Los accidentes con especies cinegéticas, cada vez más comunes

accidente caza
Los accidentes con ciervos y otros ungulados cada vez son más comunes debido a la sobrepoblación de estos en determinados lugares. / Shutterstock

El pasado año Manuel Lovato, presidente del club de fútbol Salamanca UDS, sufría un accidente con un ciervo a última hora de la noche cuando regresaba de Vigo a Salamanca tras disfrutar del partido de fútbol en el que su equipo lograba la permanencia en la segunda división B. Lamentablemente no ha sido el único que se ha visto envuelto en una situación similar en los últimos meses.

El triatleta británico Stuart Hayes chocaba días después contra un ciervo mientras se entrenaba en el Parque Richmond de Londres. Dos años antes Jara y Sedal se hacía eco del accidente que el príncipe Carlos de Inglaterra sufría en las inmediaciones del castillo de Balmoral (Escocia), donde se encontraba pasando unos días junto a su familia.

Aunque los anteriores noticias tratan sobre casos puntuales, este tipo de accidentes ocurren a diario, sobre todo en zonas donde la densidad de ungulados el alta, de ahí la importancia de la caza como herramienta de gestión para evitar estos incidentes además de muchos otros como daños en los cultivos agrícolas, propagación de enfermedades o ataques a las personas.