fbpx

WWF acusada de engaño, encubrimiento y deshonestidad en el Congreso de los Estados Unidos

La organización recibió durísimas críticas por su supuesta implicación en violaciones de derechos humanos y su continua negativa a asumir su responsabilidad en las mismas.

wwf
Una importante investigación de Survival sacaba a la luz los hechos. © Survival

El Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, representantes de los partidos y expertos independientes han denunciado el modelo de «conservación que conduce a atrocidades contra los derechos humanos» puesto en marcha por la organización ecologista WWF. En concreto, acusan a la conocida ONG de financiar guardería que habría violado, asesinado y expulsado a indígenas para crear áreas de conservación.

La audiencia fue impulsada a raíz de las investigaciones de Buzzfeed News junto a otras, incluidos los testimonios de indígenas difundidos por Survival International durante varios años, que sacaron a la luz la implicación de WWF en abusos contra los derechos humanos, particularmente en África y Asia.

Según indica la citada investigación, «decenas de indígenas y habitantes de la zona han sido violados, asesinados y torturados a manos de guardaparques financiados por WWF, que conoce los abusos desde hace décadas pero ha hecho poco para solucionarlos». Estas violaciones «derivan directamente de un modelo de conservación de la naturaleza que propicia la expulsión de comunidades indígenas al robarles sus tierras para crear áreas de conservación», aseguran. Otras organizaciones también se han visto implicadas en casos similares, como la Wildlife Conservation y African Parks.

La declaración de un profesor universitario y ex colaborador de WWF

El profesor universitario John Knox, que ha dirigido un estudio encargado por WWF sobre violaciones de derechos humanos en los proyectos de la propia organización, declaró en la citada audiencia y pidió a la organización que se disculpara por su implicación en estas violaciones de derechos humanos y asumiera la responsabilidad por sus fallos, y reprochó a WWF por «engañar al comité, puesto que la declaración de WWF da una falsa impresión de las conclusiones del grupo». «Es francamente chocante que personas occidentales lleguen a un país, establezcan un parque nacional con fronteras estrictas y expulsen a sus habitantes», ha criticado.

La directora de Survival, Caroline Pearce, ha ratificado lo que ha dicho John Knox: «WWF no es la única organización que se comporta así: este tipo de abusos está profundamente arraigado en el tradicional modelo dominante de conservación de la naturaleza, que choca directamente con los derechos humanos y, en concreto, con los derechos de los indígenas. Durante décadas, esto no solo ha sido ignorado, sino que ha contado con el apoyo de grandes organizaciones conservacionistas que obtienen ingentes fondos gubernamentales y corporativos mientras hacen la vista gorda ante las atrocidades cometidas contra los pueblos indígenas».

 

 

Alemania ya congeló las subvenciones a WWF tras conocer el escándalo en 2019

Después de que se revelase por vez primera en 2019 que WWF financia, equipa y trabaja directamente con fuerzas que han torturado, violado y asesinado a personas, el Gobierno alemán congeló sus fondos destinados a la organización. WWF reprimió entonces repetidamente las acusaciones de abusos y violencia.