fbpx

El vídeo de una gigantesca trampa para tórtolas indigna a los cazadores

Javier Fernandez-Caballero

Un hombre espera a que cientos de tórtolas se posen en un cebadero para activar una especie de percha gigantesca con red y capturarlas. La grabación probablemente ha sido realizada en Marruecos y está indignando a los cazadores.

29/9/2019 | Redacción JyS

tórtolas trampa
Así se acciona la red. / Facebook

Un vídeo publicado por un usuario de Facebook en los últimos días en el que muestra cómo se atrapan cientos de tórtolas con una red está indignando a los cazadores. La orografía del terreno y su vegetación indican que esta grabación puede haberse realizado en Marruecos, donde la captura masiva de tórtolas es una práctica habitual.

El vídeo, difundido en redes sociales, ha generado una profunda indignación entre los cazadores en las redes sociales, malestar que llega después de que este verano se haya conocido que la Comisión Europea inició un procedimiento de infracción contra España y Francia por no tomar las medidas necesarias para reforzar la protección de la tórtola europea, especie considerada «vulnerable» en las listas rojas global y europea. Por su parte, el Gobierno ha iniciado el proceso necesario para prohibir la caza de esta especie en nuestro país, algo que ha sido criticado por la Fundación Artemisan.

En la grabación se ve cómo un individuo espera a que las tórtolas accedan a la zona en la que se encuentra camuflada una especie de percha con red gigantesca. Las aves se aproximan a comer el grano que han echado para atraerlas y, en el momento en el que hay un gran número de ellas posadas, el hombre acciona un botón que dispara la red y atrapa cientos de tórtolas. Este es el vídeo:

Masacres de tórtolas al otro lado del Estrecho

A la izquierda un anuncio de caza de tórtolas en Marruecos, a la derecha una imagen de una percha conseguida en el mismo país publicada en redes sociales.

Todas las comunidades autónomas donde se permite la caza de la tórtola en España cuentan con un cupo de ejemplares por cazador y día que suele estar entre dos y ocho ejemplares. Algunas regiones, incluso, han disminuido este límite en las últimas temporadas de caza.

No obstante, esta realidad contrasta con la de Marruecos, país por el que el gran grueso de población de esta migratoria realiza su llegada al continente europeo, y donde se continúan abatiendo miles de ejemplares sin ningún control.

Deja una respuesta